domingo, 20 de diciembre de 2009

¿QUÉ HACEMOS AQUÍ?

En vista de que los temas se han ido proponiendo a lo largo de la semana y de que no ha dado tiempo a votar, una pequeña mano inocente de mi familia eligió un tema al azar de entre las tres propuestas.
En este caso y dando por vencedor absoluto al amigo Gamboa, voy a intentar contestar a su reflexión sobre porqué estamos aquí contándonos parcelas de nuestra vida a través de un ordenador.
Creo que a lo largo de la historia, el hombre siempre ha sufrido un enorme miedo al progreso. Supongo que cada vez que la ciencia ha ido realizando cambios verdaderamente significativos, el ser humano ha debido sentirse mareado por el vértigo de verse en el borde de su mundo, como si la revolución fuera a producirse de forma tan radical que con ella temblaran para siempre los pilares de la tierra.
Esto que hacemos aquí, reunidos alrededor de esta maldita y bendita máquina, no es más que acomodarnos a lo que el progreso y el futuro de ayer, que hoy ya es presente, nos ha traido.
Evidentemente, las nuevas tecnologías llevan intrínseco todo lo bueno y todo lo malo que el ser humano es capaz de transmitir "genéticamente", a todas las criaturas que nacen de su intelecto. La misma materia intangible de la que está hecha una bomba de destrucción masiva, es el componente mágico de una máquina que actúa contra el cáncer. Todo depende del uso y disfrute que hagamos de la máquina o de la materia.
En cuanto a las conversaciones por ordenador, yo en esto como en todo aplico una máxima que aprendí hace mucho que dice: en el centro (léase en la mesura) está la virtud. En mi caso, esta tertulia virtual con la que me estoy divirtiendo, no menoscaba para nada mis relaciones sociales "en persona" ni el resto de mi vida diaria. Todo lo contrario. Está consiguiendo que a través de los comentarios y de las anécdotas, vaya recogiendo algunas de las piezas del puzzle que conforman la personalidad de cada uno y me siento muy contenta de que mis amigos, mi familia, al fin y al cabo mi gente, coincidan alguna vez en un entorno.
¿ Que hay personas que ésto lo convierten en el motivo principal de su vida y se encierran en una burbuja? Pues sí. Pero enfermedades mentales las ha habido siempre. ¿ Que la gente se dice las cosas por escrito y no a la cara? Pues sí. Pero ¿cuántos christmas hemos escrito en nuestra vida para desear Feliz Navidad al que tenemos enfrente?
Yo, por si acaso, me confieso desde aquí admiradora convencida de todo lo bueno que el futuro pueda depararnos y, por cierto, si alguien encuentra por ahí algún robot, chip o especie alienígena que sepa limpiar "remangao" la cocina, por favor que me lo envíe a esta dirección de correo. Sabré recompensarlo.

9 comentarios:

maorcero dijo...

Pues claro, tú di que sí, ahora nos reimos en directo (nuestro cous cous de hoy ha sido un ejemplo) y nos reimos cuando nos quedamos más solitos, tras la despedida, después de la comida o el café de la tarde.
Ahora, lo único que hacemos es alargar más tiempo las risas y en vez de dedicar una horita a ver "cotilleos" en la tele o cualquier otra distracción, comentamos en internet cualquier cosilla que pensemos se puede compartir con conocidos y desconocidos.
Seguro que Mamen recuerda aquella noche del 11 M, cuando Sarita, ella y yo nos llevamos hasta las tantas acompañándonos por el messenger,,, Fue una noche intensa, Sara lo había vivido de cerca y nosotras cada una en su casa, pero a la vez juntas, dándonos información de lo que aparecía en la CNN, en la 1... Creo que internet, bien utilizada (como todo) puede acercar a familiares o amigos que viven lejos, puede servir para conocer gente nueva, para compartir aficiones, para saber más sobre aquellos temas que te interesen. En fin una herramienta más, quizás de las mejores, para que el ser humano se desarrolle. ¿No fue la comunicación, el uso del lenguaje lo que nos diferenció del resto de animales?

Gamboa Helvant dijo...

Pues Carmeluchi, querida, yo lo que preveo en el futuro es una vejez que se aproxima a pasos agigantados (de aquí a dos semanas, que diría mi querido amigo Julius). La cibernética nos ha traido muchas kas, muchas equisdés y muchos "bale: mañan tbo". Es cierto que los novios de antes, tal como dejábamos a la novia en el portal de casa, y llegábamos a nuestro hogar, llamábamos por teléfono a la Mariquita para contar lo sucedido en el camino a casa, y también para que Mariquita supiera que no nos habiámos ido con los amiguetes que esperaban nuestro segundo turno de la juvenil y opípara noche decimonónicañera. Osea, que sin ver a nadie ya hablábas por teléfono, que vendría a ser el messenger actual. Pero en general, por teléfono hablabas con gente que conocías y cuyo timbre de voz y entonación indicaba su estado anímico y casi ,( y digo casi), su estado espiritual. Con el chat, las garambainas y los messengeres, hablas con gente que no conoces , que posiblemente no son lo que dicen y ni siquiera quieren ser lo que dicen ser.
Sí. Ya sé que este no es el caso. Pero es el caso en general. Si algo bueno tiene este follón cibernético es que puede unir en la distancia. Y que si tuviéramos que quedar en una tertulia en un bar, no habría ni tiempo ni momento para hacerlo. Pero no es por otra cosa que porque la vida moderna es un asco.
Querida amiga: Déjame que yo te diga, que cuando el pan está duro, lo más duro es la miga.
Y no sé a que viene, pero...
Buenas noches a todos.

Carmen A.R dijo...

Estoy muy de acuerdo con tu exposición M.O. Mi opinión es muy parecida a la tuya. No hay que darle la espalda al progreso siempre y cuando sepamos discriminar lo bueno que nos trae de lo perjudicial que también puede ser, a veces.
Me hacía ilusión que este tema saliera. Esperaba responder a mi querido Gamboa desde aquí. Y sí, acabo de sucumbir al embrujo de la red, mea culpa. Parece ilógico replicarle desde aquí cuando podía haberlo hecho en persona, teniendo en cuenta que vivimos juntos.
Pero sin embargo quiero hacerlo así, porque no sólo le contesto a él, sino que además comparto mi opinión con los demás. Y eso es algo que me agrada y mucho. Siento que así, mi mensaje, interesante o no, le llega a más personas.
A lo que iba. Me parece en parte que las relaciones sociales “On Line” pierde el encanto de una buena charla cara a cara, compartiendo, con ella, no sólo las palabras sino también los gestos, las miradas, los sentimientos, las risas o los llantos en su caso. Creo que sí es verdad que se deshumaniza un poco la comunicación entre las personas, pero dando un voto a favor y hablando por experiencia propia, he de decir, que desde que empecé a codearme con algún que otro foro, con el Messenger y ahora con este Blog, he conocido a gente fantástica y he podido hacer amigos entre personas de diversas partes del mundo, cosa que no hubiera podido ser posible si no fuera por esta maravilla del progreso llamada Internet.
Esto, sin contar que muchas familias y amigos pueden estar en contacto continuo con sus seres queridos que, por motivo de trabajo, estudios, etc.. están separados en la distancia.
En fin, esta es mi opinión y creo que ya no me queda nada más que aportar. ¿Qué pensáis vosotros?

Mamen O. dijo...

Pido disculpas a mis tres tertulianos anteriores ya que con la novelería de cambiar la apariencia del blog, activé un resorte que obligaba a que el moderador aceptara los comentarios para que pudieran verse. Ya ha sido subsanado y los comentarios vuelven a salir instantáneos. ¡ Gracias.... amigos incondicionales, creía que me habías abandonado! (No veía comentarios de nadie)

Mamen O. dijo...

Para contestar a las opiniones anteriores, veo curiosamente que la persona más reacia a estas tecnologías innovadoras es precisamente el profesional del medio. Digo yo que debe ser que en casa del herrero, cuchara de palo.

Ken Mapitas, aka El Monhe dijo...

Por mi parte, soy de la opinión de la moderadora (no disimules, que sé que el cambio de moderar fué a propósito para darnos un toque de atención: ¡el poder está en mis manos!). Vamos, que soy aristoteliano: en el equilibrio está la virtud.
No sé si hay que recordar que el teléfono ES una tecnología. Así que ponerse a imaginar como serían sus comienzos, para sus coétaneos partidarios de la carta, del romanticismo y la finura. Es fácil suponer comentarios del tipo: ¡esos trastos del demonio! (con voz de Fernán Gómez). Además, sin remontarnos a los tiempos de la moderadora del diván, si usas el teléfono, pierdes el lenguaje corporal, lo que puede dar pié a sinfín de confusiones, sobre todo cuando eres dado a hablar medio en serio (la voz), medio en broma (las palabras). ¿Y la gracia de estar localizado todo el día a través del móvil?. Así que desde mi punto de vista, tiene sus desventajas, tanto que no me gusta hablar por teléfono. Y sin embargo (véase Sabina), si nos ponemos a analizar la vida con o sin teléfono, vemos que sí, que con él empezó a cambiar el mundo, pero también lo hizo a mejor la vida de muchas personas. Y nos sobran los motivos ("egein" Sabina) para pensar que hoy día sería más díficil aprender a vivir sin él.
Mi conclusión (para ya terminar de aburriros) es que en general, todas estas tecnologías contribuyen a generarte necesidades que no tenías antes, y que es cada uno el que tiene que decidir hasta donde quiere llegar. Cada uno, con sus dos deditos de frente. Y ejerce la libertad que tiene, o que se deja tener, para mantenerse antes del límite en el que las complicaciones le ganan a las mejoras en la calidad de vida.

Mamen O. dijo...

Con respecto a todos mis amigos contertulios o no, si estaba segura de la respuesta de alguien era la de mi compi arriba firmante, el chico que interpreta los mapas.
El es la tecnología. Si el código del blog no funciona,lo soluciona, si tienes que ir a comprar un libro...te situa exactamente en el punto del mapa. Es lógico que, como a mí, le guste acercarse el ordenador para expresar sus ideas. Pero es verdad, amigo, que por encima de todo está la potestad del individuo para elegir sus opciones, por eso tenemos que proteger a los niños, pero cuando se trata de adultos...qué bonita palabra "libertad".

primu dijo...

Chavales,ya tengo internete in my house.Estoy de acuerdo con vosotros,creo que esto es un gran avance si se saben los límites.No quiero ni pensar que podrán llegar a hacer mis berraquitos con el internet dentro de unos añitos.Yo tengo 3 megas y me parece todo rapidísimo,cuando se puedan usar los 20 megas y pulsemos el ENTER en el buscador,saldrá el director de la Wikipedia através de la pantalla a explicarte in situ el significado de ornitorrinco,y con los dichosos anuncios eróticos habrá que tener cuidado por si te saltan un ojo con un pezón,en fín,que todo son ventajas con el internete,rapidez,velocidad y comodidad.Por cierto los que trabajais con mame ya os podeis temblar,puede que trabaje codo con codo con vosotros,a ver si soy capaz de poner un poco de disciplina en ese nido de civiles,os voy a poner a la vía.Por la mañana instruccion militar con Cetme y machete y el que tenga menos de 60 años a cuatro guardias.He dicho.

primu dijo...

PD:Si me dejais conducir el descapotable,llegamos a Cádiz en 10 minutos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1