sábado, 21 de enero de 2012

BLOQUEO, REDES Y FBI

Se han cargado Megaupload y me da a mí que el que más y el que menos, se ha quedado huérfano.
Puedo imaginarme los movimientos secretos, el nerviosismo peliculero de los protagonistas y las comunicaciones internas de la Agencia, poniéndose de acuerdo en la hora "charli" en la que obligarían a los neozelandeses a intervenir.
La verdad es que el tema sobre el que gira este golpe de efecto tan a la americana es muy complicado y no me siento preparada legalmente, ni creo tener toda la información necesaria para analizarlo en profundidad. Pero lo intentaré ya que haciendo uso de mis clases de meditación, soy capaz de dejar bullir los pensamientos y dar una opinión reflexiva.
Para empezar, y obviando esos rumores de que detrás de todo ésto hay otras cuestiones al estilo Al Capone que no nos van a contar, creo firmemente que toda persona debe cobrar por el trabajo que realiza. 
Aunque hay un dicho que asegura que el hambre agudiza el ingenio, creo que es más fácil ser creativo cuando tienes la barriga llena y el futuro asegurado. Por tanto, es justo que paguemos por los libros, por el cine, por el arte que hacen otros y que al fin y al cabo son productos de lujo de los que si no tienes dinero, puedes prescindir.
Pero lo que a mí no me queda tan claro es que ese trabajo, por muy artístico que sea, esté tan supravalorado en relación con el de los demás que un tío guaperas viva toda la vida porque sonó la flauta, o que otros, no tan guaperas, se conviertan en multimillonarios cantándole a Macarena.
¿Es que vale más escribir una novela que ser médico en el 112? ¿Podría un ingeniero vivir para siempre de aquella autovía que diseñó?
Yo creo que este problema no tiene nada que ver con esa piratería romántica y antigua; aunque es verdad que como entonces también se protege al fuerte, al que paga los impuestos en Miami. La diferencia más brutal es que aquellos pobres piratas de palo en la pata son ahora, a su vez, grandes compañías comerciales que manejan millones y tienen jirafas en el jardín, eso sí, en nombre de nosotros los pobres.
Tengo que decir sin sonrojarme que no me parece normal que un CD con 7 canciones cueste 20 ó 30 euros, ni me parece lógico que ir al cine en familia te deje listo el presupuesto de ocio de todo un mes; aunque sea poco correcto e incluso delito ponerse de parte del malo.Quizás habría que llegar a un término más justo para todos. 
Veo a diario el trabajo bien hecho de tanta gente en la red, de tantas personas que ponen su talento al servicio de todos escribiendo relatos, colgando su música, dando clases de photoshop...sin cobrar nada por su trabajo, que a veces, sufriendo el empacho de más de un artista de los que ya estamos "artos" (de artista, por eso no lleva h), he pensado en un arranque chulesco: anda ya que les den, que tienen dinero "pa rato".
Vamos a ver qué pasa con este asunto peliagudo que hoy es protagonista en la red. Yo por mi parte voy a seguir igual, expandiendo mi arte sin cobrar un duro y arriesgándome a ser fotografiada, grabada y plagiada en esto de bailar el tango que es realmente lo mío ¿o qué os habíais creído chavales?

P.D.: No perded el tiempo en buscar la foto, todo parecido con la realidad es pura coincidencia. No sé mover un pie sin tropezar con el otro.

12 comentarios:

Atonau dijo...

Concuerdo con tigo.... si los libros (en Chile carísimos hasta lo imposible + impuestos), el cine y el software (nuevamente en Chile carisimos hasta lo absurdo + impuestos) tubieran valores accesibles para los que debemos ir al trabajo caminando, la piratería sería indudablemente menor.... pero se ha impuesto el libre mercado, que consiste, más allá de las metáforas, en que los tiburones tienen derecho a comer carne, así que deben nadar libremente en la piscina, sin importar que ahí también nada bebes y ancianos.... es simple, la esclavitud existe, sólo ha sido maquillada.

Manolo dijo...

No voy a defender la piratería pero tienes toda la razón en lo que dices. Además, hay que tener en cuenta que en los servidores de Magaupload no sólo había contenidos ilegales. ¿Qué pasa ahora con la gente que tenía alojado allí sus propios videos personales? ¿O sus fotos? Incluso hay casos de apuntes universitarios que se han perdido.
Por otro lado, me parece mucha casualidad que los todopoderosos EEUU actúen contra el más famoso de los sitios de alojamiento digital de la Red precisamente al siguiente día de que los grandes de Internet hicieran una protesta por la ley SOPA. ¿Querían dejar claro quién manda? Pues creo que Internet es demasiado poderoso cómo para tratar de ponerle control, tal cómo muchos gobiernos quieren hacer. Si EEUU hubiese sospechado dónde llegaría Internet, seguramente lo hubiese cortado de raíz y no se hubiese desarrollado hasta el extremo que hoy conocemos.
Por cierto, Mamen, ¿Tus fotos de baile no estarían alojadas en Megaupload? ¿No?

Pedro HM dijo...

Este tema me tiene dividido desde hace mucho tiempo. Entiendo el intercambio de archivos personales, de lo que yo he creado y quiero compartir libremente y de aquello que es mío y te quiero regalar.
Tú pones tu creatividad, y parte de ti, en este blog para uso y disfrute de todo el que quiera entrar. Pero si yo tuviese un megaportal y me hiciera megamillonario con tus entradas supongo que acabarías por dejar de publicar.
Los productos musicales y los audiovisuales tienen precios prohibitivos, como el caviar y el Vega Sicilia y habrá que plantearse en dejar de comprarlos, y buscar formas de ocio más baratas, incluso gratis.

Mamen O. dijo...

Por lo que veo en los comentarios, todos coincidimos más o menos en la idea. No se trata de defender la piratería, pero de alguna manera entiendo que los precios a los que tenemos que comprar la música, la literatura o el cine es una piratería también manejada por unos pocos. A mi me encanta leer, es una pasión, pero yo no me puedo permitir gastarme entre 20 y 30 euros que vale un libro que tardo una o dos semanas en leer. Supongo que si esto sigue así terminaré renunciando a la cultura o leyendo los blogs y las páginas de gente que lo hace muy bien y no me cobra. Total es una tontería pensar que no van a poder ganarse la vida porque está claro que en ésto tienes que tener un nombre, por ejemplo Ana Rosa Quintana, para tener éxito aunque en realidad el libro te lo escriba otro. En vez de un club de lectura haré un club de escritura y propondré escribir una novela entre todos. Mira, no estaría mal...

JUAN dijo...

Pues yo también creo justificado el derecho a reclamar del que se rompe los sesos para crear y que le dan ganas de suicidarse al ver que otros se lucran con su trabajo sin hacer nada.
Ahora bien creo que abusan en los precios de sus productos.No entiendo por qué un cantante debe ganar tanto como para poseer varios palacetes en diferentes países, jet privado y pagar pensión a varias ex, como por ejemplo, Julio Iglesias. Pero si decimos eso, tampoco entiendo porqué un "matao" que no sabe ni expresarse y que ha crecido dando patadas a un balón en la playa de Río,cobre tres millones de euros anuales, mientras que un investigador del cáncer gane no más de 60 mil euros y esté puteado por la Administración de turno y con el culo al aire por los recortes.
Mi amigo Antonio, el del Bar Andalucía, cobra a un euro la caña de cerveza, y encima te pone una tapa. Nunca he entendido cómo hace para ganar dinero si en otros bares me cuesta 1´30 la caña y no me ponen nada. "En la cantidad-me dice Antonio- se gana más sirviendo mil cañas de cerveza al día ganando sólo 20 centimos de cada una, que sirviendo 200 cañas ganando 70 céntimo por cada una".
Pues lo mismo creo que pasaría si los DVD y las películas fuesen más baratas. Se venderían más ejemplares y el beneficio sería mayor.
La verdad es que la piratería está acabando con el cine: la semana pasada fui con mi mujer y sólo éramos seis personas en la sala. Y eso que con la entrada regalan otra para cualquier día de la semana, de lunes a jueves. Tengo una amiga bloguera que ve todas las pelis en el ordenador.TODAS, incluso las de estreno. Hace poco un cantante fue a presentar su último disco y éste ya había salido para bajarse en la red.Y a eso no hay derecho.
Por otra parte, cuando yo trabajaba, hace seis años, compraba 5 CDS a los top mantas por 10 euros. Si ellos ganaban dinero vendiendo a ese precio, ¿cuánto más ganan las empresas distribuidoras y los cantantes?
En fin, que estoy hecho un lío. Hay mucho que debatir, muchos ajustes que realizar y muchos derechos que salvaguardar, porque, digo yo: ¿Por qué nos cobran una tasa al comprar DVDs vírgenes para poder grabar si luego dicen que está prohibido?
Un beso, Mamen, y no te preocupes; que salga el sol por Antequera

Mamen O. dijo...

Juan, me gusta mucho tener tu opinión porque tú eres un creador, tú escribes y puedes sentirte afectado por la piratería. En mi familia tengo un músico que vende discos y es curioso pero los dos estáis de acuerdo conmigo en que evidentemente hay que cobrar por lo que se hace pero que debería haber un comercio más justo. ¿Por qué será que este revuelo y esta indignación la lideran precisamente los de los jets privados? En cuanto a lo del futbol, yo es que...vamos, me pongo comunista con estos temas...me da un coraje...hay profesiones que son tan encomiables, personas arriesgando su vida todos los días, cirujanos que tienen a diario en sus manos la vida de otros...y que vivan de lujo los mataos estos que no saben hacer la o con un canuto...anda hombre...es que son colectivos que no pueden conseguir mi solidaridad.

geli dijo...

El problema está en quién debe pagar a los autores, las casas discográficas consideran que no deben pagar ellos a los autores, ya que luego por ejemplo hay programas de radio que se lucran (con publicidad etc) y lo único que hacen es poner música, por lo tanto están beneficiándose del trabajo de éstos autores e intérpretes gratis, por lo tanto la radio si debería pagar a autores. Algo parecido pasa con la tele, cine, etc.
Donde ya se les ha ido el coco a la sociedad de autores es en cobrar canon a los cd vírgenes o a peluquerías que ponen la radio, ya que la radio ya está pagando autores y además la peluquería no se lucra por la música, no es ese su negocio.
En cualquier caso y ya lo comenté en otra entrada, las liquidaciones de autores son una cuestión de fe, porque cómo vas a reclamar tú una liquidación, ¿cómo sabes cuantas veces han puesto tu canción en la radio o en cualquier otro sitio?.
Para colmo sale a la luz la mafia que hay en la SGAE después de aprobarse la ley SINDE, así que es un descaro enorme. Como afectada por ambos lados, soy consumidora y mi marido autor, yo estoy afectada por doble sitio, ya que a mi marido por sus canciones al final no le paga nadie, las casas de discos de un CD de 25 euros al grupo (que luego tendrá que dividir entre los componentes) puede que con suerte le de 30 céntimos, y muchas veces no te dan royalties hasta que se haya vendido un número mínimo de discos (los grupos con poca promoción no consiguen llegar a ese mínimo, así que).. En fin, cada uno vé las cosas desde su prisma, aunque en mi caso lo puedo ver desde dos caras del prisma y ambas están fastidiadas...

marta dijo...

Cerrar megaupload es una atauqe frontal, no a las descargas, que las va a seguir habiendo (en otros servicios que tengan los servidores en Suiza o las Islas Caimán), es un ataque sobre todo a un modelo de sociedad que comparte su conocimiento, de personas que crean y distribuyen contenido (o qué somos los bloggeros?). Va a ser la guerra..

Mamen O. dijo...

Geli es otra persona, como Juan, que está en una posición extraña en este tema porque como ella dice a la vez es consumidora y por su parte "cónyuge" le toca el tema de los autores. Me gusta la diferencia que hace. Una cosa es el uso que hacen de los productos de otros la radio o la televisión que lo usan para lucrarse y otra es a nivel usuario personal a los que estoy segura lo que rabia les o nos da es la exageración de precio que nos clavan por el consumo de algo "artístico".
Me parece muy interesante el punto de vista de Marta (por cierto bienvenida) que apunta que con la caída de Megaupload también se está quitando la oportunidad de compartir a gente que quiere hacerlo sin ánimo de lucro. Es como si los grandes poderes fácticos temieran que la libertad y la gratuidad que ofrece internet acabe con su negocio. Yo, ya lo he expresado, a mí lo que me gusta es leer y no me importa, si la lectura es buena, que el autor sea un bloguero desconocido o un autor de moda (en vista de lo visto, vete a saber si el libro lo ha escrito él o se lo ha escrito el mismo bloguero al que leo gratis).
Un saludo

Manolo dijo...

Mamen, hoy hay rumores por la Red de que las discográficas han tenido mucho que ver con el cierre de Megaupload. Puedes verlo aquí

Mamen O. dijo...

Muchas gracias por el enlace Manolo, me parece interesantísimo. Está claro que detrás del negocio no hay más que el interés de otro que teme que se acabe con el suyo. Quizás lo que estaban urdiendo estos de Megaupload hubiera sido algo más justo para todos pero es lo que yo digo, eso no le interesa al del yate en Miami, la mansión en Los Angeles o la silla de colaborador en un programa de la tele.

MIMIL dijo...

Cuando he leído.. El hambre agudiza el ingenio... Yo he pensado... El dinero... Agudiza el ingenio... Un comentario que igual no viene a cuento... Pero que al leerte me ha venido a la cabeza... siempre he pensado que algunos trabajos están muy mal pagados comparados a otros... Un ejemplo... Como un minero o pescador.. Puede cobrar muchísimo menos que un futbolista? Muy buena entrada... Besitos reina... Te pediría un ultimo favor pasate por mi ultima entrada y deja allí tu enlace... Que para mi TAMBIEN formas parte de ese grupo de amigos blogueros que tengo... Gracias al concurso. muackkkk

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1