viernes, 29 de noviembre de 2013

Mucho circo

Bueno, pues aquí estoy.
Os dije que volvería, y he decidido colarme en vuestras vidas antes de tener que forzar el regreso por Navidad, que eso ya lo patentó El Almendro y está muy manido.
Ando, como os dije, en pleno proceso de escritura. Bueno también, ahora que no se entera mi esposo os lo cuento, me estoy planteando salir a la caza y captura de un torero. Me han dicho que eso es éxito seguro cuando quieres dedicarte a escribir libros.
¿Creéis que mi nariz quedaría bien apuntado hacia el lado izquierdo? ¿O es el derecho? Pienso que a lo mejor, mimetizándome con ella, la Esteban me permite llevarle el Vuitton en las presentaciones. Yo por aprender, lo que sea.
En fin, dejemos la actualidad de los telediarios porque me acuerdo de la política y ya me hago un lío. No sé si llevarle el bolso a la Esteban o el collar de perlas a la Botella. Estoy confusa, ya que ambos cerebros me tienen últimamente conquistada.
En cuanto a la vida real, y no la que  nos ofrecen en papel dorado los medios de comunicación, parece que el fresquito ha venido estos días a recordarnos que el invierno no pretendía darnos tregua. Estaba ahí mismo, agazapado detrás de la puerta, frotándose las manos con una sonrisa socarrona. Nos dejó creernos lo de la primavera perpetua y el calentamiento global, y de repente, hizo su entrada triunfal, dejando nieve en las calles que me enseñan por la tele y un aroma a chimenea caliente, cuando me asomo a las ventanas de mi casa.
No sé qué va a pasar este año. Sinceramente me da miedo pensar en cómo van a afrontar miles de familias estas fiestas que vienen, con el bolsillo y la esperanza vacía. Me produce una tristeza infinita cuantificar con las matemáticas aprendidas desde pequeña, el número de sueños desbaratados e ilusiones rotas. ¿Cómo le explicas a un niño que los Reyes han dejado de ser Magos y que son Don Dinero y Don Tengo Trabajo los únicos señores que regalan bicicletas o "maquinitas" Nintendo? Tengo la impresión de que este enero, la cuesta arriba va a ser mucho más alta para los que son padres a los que no les queda nada.
"Navidad", "Niños", "Desempleo", "Corte Inglés", "Personas dependientes"...Qué batiburrillo de palabras más complicado para juntar en el tiempo. Qué injusta es la vida y qué miserable podemos llegar a ser los seres humanos... no puedo dejar de pensar en ello, a pesar de los pestiños y las luces brillantes.
Pero eso es lo que tenemos, para eso pagamos muy bien a las estrellas mediáticas y a los políticos que pronuncian frases contundentes, para darle a la gente lo que la gente demanda: un trozo de pan y mucho, muchísimo circo.
Yo por mi parte vuelvo a retirarme a la literatura. Cuando no puedes cambiar el mundo, no hay nada mejor que dejar volar la imaginación. 
Besos.

7 comentarios:

Manuel Cubero dijo...

Un saludo y encantado de entrar a tu casita bloguera.

Manuel Cubero dijo...

Hola Mamen.
Un placer visitar tu casita bloguera.
Guardo la dirección para visitarte de vez en cuando.
La mía se llama retazos y retozos.

Mamen Orcero dijo...

Gracias, Manuel, por pasarte por mi rincón. Últimamente lo he tenido un poquito abandonado, pero ya estoy retomando las viejas costumbres. Bienvenido. Ven cuando quieras.

Anónimo dijo...

Yo no sé escribir pero si supiera estaría muy vamos a decir enfadada con el asunto Esteban. La gente está loca para hacer cola por ese bodrio. Y en cambio, por otra parte, cuantos niños sin poder celebrar la Navidad.Vivimos en una locura de país.
Mar

Nati Velázquez dijo...

Una injusticia, me indigna Mamen. Un beso

JUAN dijo...

¡Pero cómo no va a ser popular al Esteban si hasta la Princesa va a saludarla!
¡Ojo con los gestos, son muy importantes y llevan mensaje!Si en 1959 la vista de Eisenhower a Madrid hizo que Europa aceptara el Régimen de Franco, el saludo de la princesa Leticia a la Esteban significa el ensalzamiento de la telebasura como medio para mantener la gente quieta y entretenida.Pan y circo. Un placer leerte, Mamen.Un beso

Mamen Orcero dijo...

Hola a los que os incorporáis (Nati, Mar, Juan). Gracias por estar por aquí.
¿Tú sabes Juan que cuando la Esteban vio a Leticia dijo que había sido una conversación de princesa a princesa?...ja,ja. Anda que me imagino cómo le sentaría a la otra...
España...es lo que hay.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1