miércoles, 4 de marzo de 2015

Aquí y Ahora

Hoy he asistido a una conferencia titulada "Aquí y Ahora".
Me apetecía tanto por el tema y por la ponente, que me he tomado un día de vacaciones y me he sentado expectante en el Centro de Congresos de mi ciudad, con mi amiga Mónica, a escuchar lo que una persona con un curriculum maravilloso a sus espaldas en temas de Igualdad, venía a contarnos dentro de los actos conmemorativos del Día de la Mujer.
Ana Alonso Lorente, Presidenta de la Federación Andaluza de Mujeres Empresarias, Presidenta del Consejo Social de la Universidad de Cádiz, entre otros muchos cargos, nos propuso viajar con ella a través de la Historia, para descubrir el papel que la mujer ha jugado en la sociedad durante los distintos períodos en los que hemos dividido el tiempo. 
Ha sido un rato ameno, interesante. Todos los presentes hemos sobrevolado, de su mano, por las cuevas del Paleolítico, la Grecia de Aristóteles, el siglo XIX o lo que hoy nos ha tocado vivir, buscando la huella que las mujeres han ido dejando a través de los siglos. Ha dibujado un paréntesis en la vida cotidiana de cada cual, para ayudarnos a entender de qué manera, unos roles establecidos siguen causando un daño profundo a ambos sexos, ocultando bajo un velo opaco a las mujeres y atrapando a los hombres en una red de demostraciones de masculinidad y obligaciones de protección que ellos mismos han urdido. 
Pero además, para mí la conferencia ha sido hoy muy especial. En un primer momento, que la ponente ha dedicado al agradecimiento, a la felicitación por el trabajo en Igualdad de la corporación,  y a la alegría que ha sentido al reencontrarse con personas a las que ya conocía. ante mi sorpresa más absoluta, en esa enumeración  la he oído decir: y con la escritora de La Isla M. Carmen Orcero, cuyo libro "El suave olor de las magnolias" recomiendo porque lo he leído y me ha encantado.
Creo sinceramente que en ese momento, el auditorio entero ha girado dentro de mi cabeza. Delante de su experiencia, de su trayectoria profesional y de su elegancia me he quedado pequeñita sentada en aquel sillón. Y por eso estoy aquí, porque me encantaría hacerle llegar mi agradecimiento.
Querida Ana: creo sinceramente que son estas cosas pequeñas las que hacen grandes a las personas. Hay que conocer tu curriculum profesional y la valía que tienes en el mundo en el que te mueves, para entender el orgullo que me ha producido no sólo el hecho de que hayas pronunciado esas palabras en voz alta, sino también ese "de verdad,lo he disfrutado mucho",  que me has regalado después en privado. Gracias, de corazón. Sabes que sin ninguna duda formarás parte de ese tiempo para recordar del que últimamente hablo mucho.
Un beso enorme.

3 comentarios:

Marcos dijo...

Es una delicia asistir a conferencias cuando el orador sabe dirigir la atención. Muchas veces nos impacta de manera especial como te ha pasado a tí. Me alegra lo disfrutaras.

Mamen Orcero dijo...

Hola Marcos. Lo que es una delicia es tenerte de nuevo por aquí. Muchas gracias por estar. Realmente la persona que daba la conferencia supo captar nuestra atención.
Un beso

Encarni de la Cruz dijo...

Cómo me hubiese gustado poder asistir a esa conferencia, debió de estar muy interesante. Me alegro Mamen que te gustara doblemente, enhorabuena por todas los buenos momentos que te están regalando tus novelas.
Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1