lunes, 1 de junio de 2015

El recital de Yolanda

Yolanda es una persona estupenda. Detrás de su sonrisa tímida hay una mujer luchadora que es capaz de enrolarse en la empresa del compromiso y la solidaridad a costa de su esfuerzo y su trabajo.
El sábado participé en un recital que organizó en Cádiz, en colaboración con ACNUR, con la intención de recaudar fondos y de aportar un granito de arena (modesto, pero cargado de sentimientos) para la desgracia que ha ocurrido en Nepal donde todavía hay miles de personas desamparadas suplicando que alguien les ayude.
Me gustaría dejaros el pequeño texto que escribí para mi intervención de ayer. Esta vez os lo dejo en audio. Es un audio casero, de tablet y grabadora,  al que he añadido algunas imágenes.  Ahí os lo dejo.
Muchas gracias, Yolanda, por contar conmigo. Ha sido todo un honor.





3 comentarios:

Encarni de la Cruz dijo...

Desde que te sigo como escritora, siempre he querido escuchar cómo leías algún relato tuyo, y mira por dónde hoy me he llevado esta grata sorpresa. Es justo lo que yo pensaba, que tu voz es el complemento idóneo para tus escritos. Es un texto muy bonito, al igual que el gesto que tanto tu amiga como tú y todos los participantes de ese recital habéis tenido por ayudar a quién más lo necesita de forma desinteresada. Sois un ejemplo a seguir.
De vez en cuando podrías hacer entradas leídas como ésta, tu voz las enriquece,
Muchos besos

Mamen Orcero dijo...

Gracias, Encarni.
Yo creo que los textos siempre se enriquecen cuando los lee el autor porque leerlos permite darles el énfasis con el que lo escribiste. Pienso que en la literatura no sólo influyen las palabras, sino también los silencios, los "punto y coma" o la rapidez de una frase. Hace más entendible lo que has querido decir. A mí me pasa sobre todo con la poesía, no es lo mismo leerla que oírla.
Prometo repetir de vez en cuando el experimento. Besos

Encarni de la Cruz dijo...

Sí Mamen, totalmente de acuerdo, besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1