jueves, 19 de noviembre de 2009

El día que decidí crear un blog estuve pensando en un título que resumiera, en una frase corta, la intención de esta aventura que estoy comenzando y que ni siquiera sé si voy a saber manejar en este lío de html, webs, bloggers y demás términos indecifrables.
Lo único que pretendía era crear un lugar, un espacio en este mundo infinito de la red donde quedar para charlar con los amigos, donde asomarme a recordar una canción, o a retomar una conversación que nunca debió terminarse.
Y, de repente, pensando en las charlas, en las risas y en las canciones, sentí la enorme necesidad de tomar un café.
Es curioso porque a mí el sabor del café no me gusta. Ese regustillo amargo no es muy de mi agrado. Pero el olor...ese olor que lo inunda todo...
Creo que el aroma del café ha llenado durante tanto tiempo mi vida que me arrastra con él a lo mejor de mí misma. El café me trae el olor de mi casa, bueno de la casa de mis padres que será siempre la mía, el tacto del sofá de los domingos, muy temprano, cuando hay que charlar bajito para no despertar a los niños, el parón en los estudios cuando mi hermana, parodiando las telenovelas que hacían furor en los 80, nos "provocaba un cafetito"...es el café de las mañanas con mi amiga de siempre con la que no puedo arreglar el mundo nunca, es la locura del momento de relax en el trabajo, cuando una chica morena me deja alucinada cada día con su memoria: manchado para mí, avellanado para la compi, descafeinado el del jefe, cortado para los snobs y hay un amigo, el más valiente, que todavía en noviembre lo quiere helado.
Cuantas historias contadas y cuantos secretos guardados alrededor de un café.
Por eso he decidido invitaros a charlar imaginandonos frente al líquido negro. Cada quien puede contar lo que quiera mientras removemos el azúcar del fondo. Os prometo que nunca faltarán el colacao para el que no toma café, el donut para el que pueda permitírselo y la sonrisa de bienvenida para todo aquel que quiera aceptar esta invitación al sentimiento.

17 comentarios:

Josema dijo...

Un Donut por favor ... Mi cinturita de avispa se lo puede permitir.

Cinefilo Cansino dijo...

Bienvenida al mundo bloggg¡¡ Espero que este "rinconcito" termine convirtiéndose en una confortable sala donde pasar inolvidables ratos "virtuales". De momento, creo que la administradora tiene dotes para conseguirlo y seguidores seguro que tampoco le faltan¡¡ (POR UN HERMANAMIENTO ENTRE "ESPÍRITU CINÉFILO" Y "TE INVITO A UN CAFÉ"¡¡)

Anónimo dijo...

Hermanamiento!,hermanamiento!....

monicams70 dijo...

Me encanta.Uno solo, por favor.

Anónimo dijo...

Es un placer compartir cualquier cosa contigo. Ojala yo supiera expresar con palabras mis sentimientos tan bien como lo haces tú. Laarpia3.

M. O. dijo...

Gracias a todos y me alegro de que la tertulia se esté animando.

Anónimo dijo...

Lellendote me viene a la memoria todos pegados al calor de la chimenea en jimenas en aquel cortijo mietras tu siempre dispuesta nos servías el café que bien nos lo pasamos tu madre y yo.

Carmen A.R. dijo...

¡Ah...! ¡Que hermosos recuerdos que tienes M.O. y qué bien descritos! Me apunto a un "avellanao pá mi y en taza si puede se" que con este que me tome será el quinto en lo que llevo de jornada. Porque a mí SI ME GUSTA Y MUCHO el Café en todas sus variedades y orígenes (de máquina, expreso, de cafetería y de cafetera Melitta).
Gracias M.O. por invitarme a tu blog. Espero encontrar el tiempo suficiente para ser una tertuliana activa. Besos, ánimos y mucha suerte con tu página.

M. O. dijo...

M. Carmen, gracias a tí por pasarte por mi rincón. Me encantaría que esto se convirtiera en una reunión simpática, así que díselo a tu consorte que sé que a él también le va el tema de la escritura y además es de humor fino.

Carmen A.R dijo...

De nada M.O. Es divertido y relajante echar un ratito como este en compañia. ¡Que a esta hora una no tiene gana de hacer na de na, salvo tomar un café con los amigos!

sara dijo...

Me uno encantada a esta tertulia. Leerte es un placer. Todavía recuerdo con alegría la llegada de tus cartas, desde entonces ya apuntabas maneras. Con tus palabras nos llenabas de calor en aquellas tierras tan frias al igual que una buena taza de café. Sabes que te quiero y te admiro.

Mamen O. dijo...

Cuanta gente guapa por aquí. Gracias por venir a mi cafetería particular. Te prometo que el próximo tema voy a dedicároslo a vosotras que un día nos dísteis la sorpresa de volver a casa soñando en un idioma extraño.

Anónimo dijo...

bueno, aunque un poquito tarde desde que me hiciste la invitación, me uno a ese cafelito, pero esta vez desde Las Palmas de G. C. ! un saludito!
Fdo. Uncafelitoirlandes!

Mamen O. dijo...

Gracias por esta inesperada visita. Espero que tu café sea helado y acompañado de una tarde de sol desde las islas afortunadas.
¡En Lepanto la victoria y la muerte en Trafalgar!

Anónimo dijo...

Cuando yo era pequeño recuerdo a una vecina que lo estaba pasando mal,a los hijos los alimentaba con seba tostada como si fuera café y algunos trozos de pan que le daban los vecinos,recuerdo que decía algo así como matiné mis hijos no se quedan sin comer pero estan canijer,y algunas palabras mal sonante como vete al quinto coño,yo me digo ahora sesenta y tantos años después que todo tiene una explicación,como decír de la seca a la meca, murió de un dolor miserere,te coja el toro que cojio a lupín,te lleve una leba ect.El porfión

El Monhe dijo...

¡Me apuuntoo, me apuuntoo!, en el centro refresco son conocidas las dotes literario-periodísticas de Barbie Biblioteca, pero no sabía era que sus accesorios incluían cafetera y juego de café. Besitos de Ken Mapitas

Mamen O. dijo...

Gracias por apuntarte,amigo. Sé que contigo la tertulia se enriquece. Espero tus comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1