lunes, 7 de junio de 2010

LA CULTURA MADE IN USA

Seguramente aquel que inventó ese dicho de que la realidad puede superar a la ficción acababa de regresar de un viaje, corto pero intenso por los Estados Unidos, país de ficción como el que más en el que la realidad de la gente parece estar disfrazada cada día con ese atrezo de cine fantástico que tanto les gusta y que tan bien reflejan en sus estrenos de Hollywood.
USA: el lugar que domina al mundo pero que tiene a la mayoría de su población sin sanidad pública (menos mal que ha llegado Obama), la nación que cuenta con los avances tecnológicos de última generación, pero que tiene un nivel cultural tan ínfimo que ni siquiera un director de cine mundialmente reconocido sabe distinguir entre España y Méjico para recrear cualquier escena.
Algunas veces leo noticias de este lado del mundo que rellenan esos espacios de los periódicos que se dejan para el esperpento, para hacernos sonreír un poco después de digerir el disgusto diario de la crisis perpetua.
Últimamente he atesorado dos que reconozco han conmocionado mi pobre intelecto de pueblerina y han malherido para siempre el concepto antiguo de cultura que me había confeccionado con el paso de los años.
La primera y como diría un castizo “en la frente”, es aquello de que en Las Vegas, ciudad extraña donde conviven a una la Torre Eiffel con una pirámide de Egipto, han decidido hacer un museo. Y claro, digo yo que después de devanarse los sesos pensando qué puede haber de propio en el parque temático del bingo, hay dos listos a los que se les ha ocurrido una idea: la Mafia. Y ahora hay un “pique” que está llenando de hojas los noticiarios. Por una parte el alcalde (que por cierto fue un famoso abogado de mafiosos) ha inventado un museo donde se cuenta la relación de la organización con el FBI que la perseguía. Y por otra, una de las familias de “la cosa nostra” ha organizado otra exposición permanente para contar desde dentro lo que significaba pertenecer a una de aquellas simpáticas bandas.
La idea es original, no cabe duda, aunque alguien debería explicarles a estos benefactores de la historia que detrás de la imagen de Marlon Brando o Robert de Niro, se esconden crímenes, extorsiones y todo tipo de actos horribles que aterrorizaron durante décadas a un pueblo.
Pero la siguiente noticia es peor, esa sí que es digna de pinchar y no encontrar ni gota. Al parecer los americanos hicieron una encuesta popular para dotar a la Catedral Nacional de Washington de una gárgola que le faltaba. Se trataba de elegir un personaje o ser mitológico que se lo mereciera. Ganó la cabeza, con su casco, de Darth Vader.
Yo no hago más que pensar que trasladando este despropósito a España, sería como si aquí montáramos de forma oficial un museo del terrorismo o si la catedral de Santiago fuera coronada, en un acto circense, con la cabeza de Mortadelo. Demencial.

5 comentarios:

Fer dijo...

bufffffff, cuanta razón tienes por lo esperpéntico de los americanos, pero al mismo tiempo, que bien venden todas sus cosas... Ahora que has ido a poner de ejemplo a mi querido heroe de mi niñez, Mortadelo... y jó la comparación me ha dolido. Tengo que rendirles un homenaje desde mi blog al genio del disfraz y a su inseparable jefe, Filemón...

Mamen dijo...

Ja, ja. Que sepas Fer que si he puesto el ejemplo es porque ha sido el primer héroe de comic en el que he pensado por cercanía. Mortadelo vive en las estanterías de mi casa. Mi hijo es el fans número uno, le encantan tanto Mortadelo como Axteris y Tintín, así que también es un homenaje aunque use el sarcasmo.
En cuanto al nombre de las calles, es una idea encantadora. Eso no es lo mismo. Eso sí es un homenaje pero ponerlo en una catedral... Por cierto no sé si sabeis que los americanos compraron piedra a piedra una abadía cisterciense española y la tienen puesta en algún punto de su país. Que absurdo, la abadía es anterior a la llegada de cualquier civilización europea a América...

Mamen dijo...

Por cierto JCR con tu permiso voy a quitar los comentarios que están duplicados. Creo que hoy andaba blogger un poco tonto. Yo llevo todo el día intentando escribir la entrada y no podía.

primu dijo...

Estos americanos no dejan de sorprenderme,he estado viendo la serie "hermanos de sangre"(americanada tremenda,pero con un transfondo realista) y uno de los veteranos comentaba que en la 2ª guerra mundial hubo personas que no fueron aceptadas para entrar a filas y se suicidaron,no fueron tan radicales como los "kamikaces" pero casi.

Mamen dijo...

Ves, ahí es donde tengo que quitarme el sombrero con ellos, en cuanto al cine. La serie Hermanos de Sangre aunque esté vista desde su perspectiva, está genial en cuanto a ambientación histórica. A mí no me gusta mucho el género pero mi esposo que sabes que es un "picao" la recomienda.
El cine allí es una industria donde se gana mucho dinero y hay que cuidarla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1