viernes, 22 de octubre de 2010

SALIR EN LA TELE

Ayer salí en la tele.
No es que haya realizado, quedaos tranquilos, ninguna hazaña ni es que haya inventado yo un artilugio revolucionario que vaya a ser considerado el avance más significativo del siglo. Simplemente, estos días he estado asistiendo a unas Jornadas (habréis notado mi ausencia en la red) y el hecho de estar sentada cerca de los conferenciantes o en un ángulo fácil para la cámara, hizo que mi madre me llamara ayer, muy sorprendida, porque me había visto muy clarito muy clarito, en las noticias de Canal Sur.
Yo que soy gran aficionada a la fotografía, claro, cuando la foto se la hago a otro y que huyo de las cámaras como de una enfermedad contagiosa, no me sentí muy confortada. Ya me había dado cuenta durante la conferencia que el lugar que había elegido al azar no iba muy bien con mi pudor cuando vino el periodista y colocó un trípode magnífico justo en frente de donde estaba situada. A partir de entonces, reconozco que me dio la mañana. Ya no sabía como sentarme. ¿A que salgo haciendo una mueca? ¿Tendré la camisa arrugada? Pues…bien “peiná” la verdad es que no vengo…Qué sofocón.
Y es que no sé por qué soy tan escrupulosa y tan tiquismiquis. En primer lugar, ya empiezo diciendo que había salido en la tele sin realizar ningún prodigio, ilusa de mí, como si eso fuera requisito indispensable para formar parte del show. Supongo que puestos a comparar, debería ser más meritorio haber participado en un evento cultural que el hecho de haber sido pillada una noche loca, acompañando en la borrachera al amigo Paquirrín. Y en segundo lugar y para ser honesta, tengo que aclarar que el tiempo que he consumido en televisión no sé ni siquiera si tiene nombre en cuanto a la medida porque no creo que haya sido ni un nanosegundo, vamos que mi madre porque es mi madre, pero además de ella no creo que se haya dado cuenta ni “el potato”.
En fin, que puedo decir sin perpetrar una mentira que la menda lerenda forma parte ya de la farándula. Lástima que la actividad a la que me estaba dedicando en el momento de autos, no tenga añadido ni un poquito de morbo y que los compis que tenía alrededor no estén para nada censados en eso tan cursi que llaman el papel cuché, que digo yo que para una vez que sale una en la tele…ya me podía haber tocado al lado alguien interesante como “Esulín” o algún modelo de Armani y no estos aburridos que se dedican a la arqueología y se visten, para más inrri, con trajes de neopreno.

6 comentarios:

geli dijo...

¡Que bueno!, ya tengo una hermana famosa..
El otro día en la fila de U2 nos vino un periodista con una cámara para que cantásemos algun estribillo, (el muchacho no pedía mucho), pero la respuesta masiva fue que "ni hablar", todos pensando en nuestro inglés mediocre,,,nadie se atrevió.
Yo estoy esperando que publiquen el CD del concierto de Coldplay en Barcelona, allí si que un muchachito muy mono del equipo de Coldplay nos pilló varias veces en la cola. Pero de momento no he debutado aún en la tele, me mantengo en el anonimato, jeje

Fer dijo...

Quiero un autografo tuyooooooooo Hiiiiiiiiiiiiii !! (grito histerico y manos a la cabeza despeinandose)

Mamen dijo...

No os apelotoneis que yo os lo firmo. Ahora que quede claro: ¡yo de mi vida privada no hablo!
Je, je...

Rosario dijo...

Uf que estrés, mi hermana es famosa y yo con estos pelos. Me voy a la "pelu" no vaya a ser que vengan los "paparachis". Por favor, que no se te suba la fama a la cabeza, que mira a "La Esteban" la cara que se le ha quedao.

Mamen dijo...

Es verdad, la pobre que parece que se la han cogido con una puerta...ja, ja

primu dijo...

Ten siempre los pies en el suelo,que despues empiezan los derroches de dinero,los coqueteos con las drogas y terminas arruinada viviendo bajo un puente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1