lunes, 15 de noviembre de 2010

LA SUERTE

Hay una señora por ahí que anda revolucionando algunos conceptos que creíamos tener adquiridos y archivados en ese altillo del cerebro en el que guardamos la cacharrería. Estos días, por ejemplo, ha estado hablando de la suerte. Dice como experta en sociología que ese término no existe, que en definitiva somos nosotros mismos los únicos autores de la obra final de nuestra vida, sea cual sea el resultado de ésta.
Yo no me atrevería a discutir a una experta, algo de lo que ella debe saber infinitamente más que yo por la propia formación que avalan sus estudios profesionales. Por eso, en la parte teórica, tengo que asumir su discurso ya que sería muy prepotente por mi parte, pretender ganar la partida de un juego del que nunca me estudié las reglas. Pero de la parte práctica…ay amiga, si yo te contara de la parte práctica….
Mira, para empezar siempre he creído que la vida está llena de casualidades. Un movimiento, un mero gesto que hagas sin pensar, puede ser el desencadenante del inicio del resto de tu vida. Estar a la vez en el momento y en el lugar oportuno ha sido siempre, ya me puede decir lo que quiera la esperta de El Hormiguero, el factor principal para conseguir un logro o para tener que enfrentarse a la más dura de las tragedias.
Ella, siguiendo la máxima de Apio Claudio, jura y perjura que “el hombre es el arquitecto de su propio destino”, que viene a ser algo así como que cada cual encuentra lo que se busca. Pero no me negareis que hay veces que el arquitecto en cuestión, al hacer su proyecto, no puede o no quiere entender que éste seguramente conllevará el hundimiento o la consagración de la obra del vecino. Por mucho que dibujes bien los planos, el día que te subes con dos copas al coche, tú serás el que firma el dibujo, pero el que se lleva el premio gordo es el ciclista que había salido a disfrutar del buen tiempo o la señora que cruzaba reglamentariamente la calle.
A mí nadie puede quitarme la idea de que la suerte tiene un sitio muy importante en nuestras vidas. La suerte es la casualidad, la interacción entre tantos millones de seres humanos que hace que las cosas sean de una manera aunque podían haber sido de miles de otras. No pretendo justificar a través de la palabra ni la vagancia, ni el dejarse llevar o la actitud de estar esperando a que la buena fortuna te ponga en bandeja la oportunidad. Está claro que la lotería no toca si no compras el billete. Pero sería injusto ignorar que hay vidas en las que la casualidad y el desencuentro, no le permiten al sujeto avanzar un poquito al lugar donde le llevan sus sueños.
Lo único que me gusta de su teoría es que todo se basa en la esperanza. Según la experta hay que estar siempre con un espíritu abierto y expectante ante la vida. Mi hermana, que se ha convertido en una seguidora con reservas de las ideas que predica, dice que lleva dos semanas viviendo mejor las mañanas, utilizando el método del positivismo y realizando un ejercicio de autoconvencimiento mientras recita, de camino al trabajo: cuando llegue voy a encontrar aparcamiento.
Bueno, juzguen ustedes ¿Os consideráis personas tocadas por la suerte? ¿Es verdad que ésta no existe?
Yo para concluir tengo que decir que sigo creyendo en ella. ¿Sigues aquí? ¿Estás vivo? Pues eres un tío afortunado.
¡Buena suerte a todos!

12 comentarios:

primu dijo...

Yo creo que todos estamos dentro del bombo,como las bolas de la lotería de navidad,y que todos tenemos las mismas posibilidades de que nos pase algo bueno o algo malo.Por mucho que desees coger aparcamiento,si no hay,no hay,o es que van a decir todos:dejar sitio que ahí viene la "deseosaaaaaaaa" jajajajajajajaja.Si que creo que tu predisposicion predisposicion del día a día te ayudará a llevarlo mejor.No es lo mismo que tu jefe te llame al despacho y vayas pensando que te va a echar la bronca a que vayas pensando que no puede dar un paso sin consultarte.

Kike dijo...

Hermoso tema, para hablarlo horas y horas.
Creo que en la vida hay un poco de cada cosa.
Casualidad y causalidad se dan la mano y entretejen la telaraña que es la vida.
Igualmente un 99% lo aportan nuestros pensamientos , nuestras acciones, el resto se lo dejo repartido en partes iguales a la casualidad y la causalidad.
Ortega y Gasset decía que "el hombre, es el hombre y sus circunstancias".
Mamen que tengas una linda semana, y que las circunstancias te favorezcan.
Besos

Ruth dijo...

Toda la razón, Kike!
Yo también pienso que son las circunstancias de cada uno, cuando por casualidad chocan con las de otra persona, las que crean esa "suerte". Puedes quedar con tus amigos el viernes en la plaza para tomar algo y que resulte que el amor de tu vida también está en esa plaza porque también había pensado en tomar algo, y puede ser que lo conozcas o simplemente pases a centímetros de él y nunca llegues a saber nada de él. Casualidad.
Un beso Mamen!

geli dijo...

Bueno, yo soy la hermana que lleva buscando aparcamiento y "casualidad", o que los de la calle donde trabajo han decidido retirarse a tiempo, antes de que llegue corriendo "la deseosa", pero lo que puedo afirmar con rotundidad, es que en 7 años que trabajo en el mismo sitio y llego a la misma hora, nunca había podido aparcar 2 semanas seguidas en las cercanías del trabajo... aunque supongo que es casualidad, no atracción a la buena suerte.
Sea como sea, yo soy una persona bastante feliz, y creo que se debe a que valoro todo lo que tengo y soy en la vida, desde el más pequeño detalle hasta lo más trascendental que en ella me ha pasado. Por supuesto hay cosas que me gustaría que fuesen de otra forma, más fáciles, amables, más grandes, menos difíciles, cosas que me gustaría conseguir más rápido, sin esfuerzos..., pero siempre miro alrededor y pienso "QUE SUERTE TENGO".
A mi me va bien así, por supuesto hay una parte de este mundo que vive mejor que yo, pero si no lo valoran, no les sirve de mucho.
No se si soy "suertuda" o conformista

Mamen dijo...

Está dando mucho de sí el tema ¿verdad? Quizás al final la suerte no es más que la percepción que cada uno tenga de su propia vida. El que siempre quiere más supongo que se sentirá decepcionado y el que se conforma con lo que tiene estará encantado. De todas formas sigo pensando que hay por ahí un componente que no sé lo que es que hace que a dos personas que a simple vista comparten el mismo ambiente o las mismas oportunidades, la vida las trate de distinta manera. Estoy convencida de que es la casualidad.

Fer dijo...

El tema de la SUERTE , lo toque hace unos dias en Mi Generación Z, desde otra optica...

http://migeneracionz.blogspot.com/search?q=golpes+de+suerte

Tambien vi a la experta esa en el "Hormiguero"... su visión creo que es parcelada, pienso que es cierto que cuando sales a buscar la suerte, de una manera positiva muchas veces cae de tu lado. Pero hay más factores que se escapan a tu control.

Eso tambien tiene relación con otra entrada http://migeneracionz.blogspot.com/2010/11/la-verdad-tiene-muchas-caras.html

No hay ninguna teoría 100% verdadera.

Buen post Mamen. Saludos

JCR dijo...

Creo tener suerte o eso pienso de momento, casualidades, circunstancias, destino, todo lo que nos rodea influye de manera positiva o negativa, pero existe esa suerte del momento y lugar inoportunos que sin querer poneros tristes afecta de manera crucial en la vida de algunas personas, sin comerlo ni beberlo, son víctimas de atentados, accidentes o cualquier catástrofe que sin buscarlo les cogió en ese momento, por lo tanto me quedo con tu frase ¿Sigues aquí? ¿Estás vivo? Pues eres un tío afortunado.

Mamen dijo...

Como dice Fer no hay ninguna teoría verdadera. A ver si ahora que viene el sorteo de Navidad, la fortuna se da un paseito por mi calle, o a ver si la casualidad hace que la bola que lleva mi número adelante en la vuelta al bombo al resto, o...venga vamos a ser positivos, a ver si me toca por una vez en la vida la lotería...eso sí que sería suerte.

geli dijo...

Mamen, va a salir el 65639, así que si no lo tienes, ah! Se siente. Y en mi panadería va a salir el 65, así que ya tenemos chorizos y otras viandas estas navidades, jeje. Positiva, positiva, positiva (esto se debe leer con voz de hipnotizador, jeje)

Mamen dijo...

Anoche, después del concierto, puse en marcha lo del "vamos a encontrar aparcamiento"... Creo que es la primera vez que aparcamos cerca de la puerta llegando de madrugada...je, je.., así que voy a empezar a cantar el número de la lotería que he comprado con mis amigas de la plazoleta y este año sale...aunque digo yo, si las dos somos positivas y las dos cantamos desaforadas el número ¿por quien se decantará la suerte? apuesto a que por tí. Si es que no puede ser...

geli dijo...

No pasa nada, al que le toque que piense en los demás y todo queda en familia, jeje

geli dijo...

No seas negativa, hay 5 premios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1