miércoles, 16 de noviembre de 2011

EL DON

Hoy no he tenido mucho tiempo para escribir, acabo de sentarme pero es tarde así que sólo se me ha ocurrido hacer un relatito corto, a propósito  de este vacío que se siente cuando tienes el folio delante y no sabes qué hacer con él. Se llama "el don". Os doy el relevo de la imaginación, a ver qué sois capaces de comentar sobre él.
.........................


EL DON


El día que se acabó la tinta del bolígrafo azul fue uno de tantos. No hubo de antemano ninguna señal que le diera una pista de que se avecinaba el desastre. Ni el cielo estaba gris ni los astros se habían conjugado en su contra según decía la vidente. Solamente ocurrió.
Se encontraba en medio de una historia estupenda. Las frases, las perífrasis, los capítulos, todo había ido saliendo con la fluidez mágica de la tinta y su propia curiosidad por conocer el desenlace hizo que se sintiera huérfano, como si colgara de un precipicio todo el decorado que había construido con el ritual de cada página.
Se sentó a la mesa, cerró los ojos apretando los párpados, pero no pasó nada. Cambió varias veces de pluma, probó incluso con los lápices, pero no lo consiguió. El hechizo parecía haberse esfumado, las novelas del futuro habían quedado para siempre en el útero materno de la imaginación desperdiciada. Había perdido su don. 


17 comentarios:

Chari dijo...

Yo nunca he tenido ningún "don", pero algo muy parecido a lo que cuentas me pasa a mi cuando quiero comentar algo en tu blog, tiene tanta melodía todo lo que escribes, que mis comentarios me suenan como las trompetas horrorosas en los partidos de futbol: MECCCCCCCCCCCCC
A ti nunca se te va a ir "el don" naciste con él.

JUAN dijo...

Si ves los minutos de campaña electoral que pagamos todos para que salgan en televisión a comernos el coco algunos personajes, seguro que tu Don se revitaliza y te sugiere ideas maquiavélicas para darles el trato que se merecen. No se´, algo así como "Viernes 13" en 3D

primu dijo...

Tu "don" no se va, otra cosa es que te ves en el compromiso de escribir algo, que cada vez pones con un listón más alto, y ha veces la presión te hace no encontrar algo interesante a lo que sacarle punta. Pero siempre quedará el recurso de poner una entrada de "entretenimiento" juas juas juas.

Mamen O. dijo...

Chicos, no vayáis a interpretarme mal, que parece que lo del don lo he puesto para darme un baño de halagos. Me da que voy a volver a la carga con algún temita político como dice Juan que eso os pone las pilas ¿eh?

Hans dijo...

Serás negada para el dibujo, pero ciertamente se ve que dominas perfectamente el bolígrafo cuando quieres decir algo, incluso cuando has perdido el Don.

La próxima vez que tengas un folio en blanco delante y no sepas que hacer intenta dibujar, ¡a ver que sale! En mi escuela se suele decir que un dibujo dice mas de mil palabras ¿será verdad?

Mamen O. dijo...

Hans dice lo del dibujo porque le dejé un comentario al respecto en su blog. Agradezco tu consejo pero si alguna vez me hubieras visto jugar al pictionary, ni lo mencionarías...ja,ja,ja. Si tu vieras mis perspectivas que no sé como ponerle el manillar a eso que no se sabe si es una bicicleta o un sujetador con aros...ja,ja

geli dijo...

Mamen me ha encantado el relato. Como no tengo "el don", no me quejo, eh! sólo me aguanto, jeje. Bueno yo echo de menos que hagas una entradita divertida, como aquella de los motes, o de anécdotas y demás, que con lo que nos está cayendo con la crisis y demás, hay que echar una sonrisita de vez en cuando (no sólo los viernes en risoterapia,,, tú sabes por donde voy, jeje)

Pedro HM dijo...

Entro por primera por aquí, por recomenación de alguien muy cercano a ti.
Maravilloso relato. Esa sensación la tengo cada vez que me siento ante la pantalla en blanco, por más que espero y busco algún recurso ingenioso entre las teclas y hago clik en el gélido vacío del cristal, el don no quiere aparecer, estará de vacaciones como las musas de Serrat.
Saludos.

Mamen O. dijo...

Bueno, bueno...veo que con solo dejar caer lo del folio en blanco me llueven ideas: Juan quiere que de caña con la política, geli que cuente una anécdota graciosa...bien, bien, así me gusta que me provoquéis...ja,ja.
Al amigo Pedro HM quiero darle en primer lugar las gracias por dejar un ratito de su tiempo aquí con nuestra tertulia y por supuesto decirte que serás bienvenido cada vez que quieras pasar por aquí. Valoro mucho tu valentía de llegar el primer día y dejarnos un comentario. Esta es la idea, comentar,reirnos o emocionarnos y pasar, de la forma más amable, un buen rato.

Fer dijo...

Es evidente que el apego del escritor tenía a su boligrafo iba más allá del simple instrumento para dar rienda suelta a su "don". Quizás, simplemente, el "don" lo tenía el boligrafo. ;)

Saludines

Mamen O. dijo...

Bien, Fer. Esa era mi intención al escribirlo y lo has "pillao". El tema principal de la trama es que es el bolígrafo el que realmente tiene el don. Si te fijas en la primera frase el relato habla del día aciago en que se acaba la tinta. No quería desvelarlo hasta que alguien dijera algo al respecto. ¡Qué guay!
Un saludo.

Anónimo dijo...

A tu protagonista la inspiración no lo encontró trabajando como le pasaba a Picasso. Y resulta que su boli era su fetiche, gracias a Fer se ha descubierto. Lo de quedarme en blanco me ha pasado varias veces en los exámenes, mira que siempre llevaba los temas requeteaprendidos, pero era entregarme el exámen con las preguntas, leerlas y quedarse mi mente de un blanco nuclear. Las pasaba canutas hasta que poco a poco me iban viniendo las palabras.
No sé si ya habrá alguna entrada sobre los amuletos que llevamos encima para ocasiones especiales como exámenes o entrevistas de trabajo o incluso sobre los amuletos que tenemos a diario .

Un saludo , Encarni

Mamen O. dijo...

Encarni, la hija de una amiga mía que tiene 10 años tuvo un día gracia porque había oído la expresión pero no sabía ella muy bien como era la cosa y le decía a su madre que se le había puesto la mente en blanco y negro...ja, ja.
Creo que sobre amuletos no hemos hablado. Me lo apunto.
Gracias Encarni, un beso.

primu dijo...

Un amigo mío de mi época del instituto, era muy creyente, y a los exámenes llevaba de amuleto una estampita de un santo. Lo peor del temita era que para que le diera suerte, al principio del examen tenía que darle un lametazo a la estampita y pegársela en la frente. La cosa es que se llevaba la hora y media de examen peleándose con la estampita para que no se le despegara. Despues del ridículo que pasaba y del cachondeo que tenía que aguantar de sus compañeros en todos y cada uno de los exámenes que hacíamos, encima, no aprobaba ni uno. Lo que mas gracia me hace es que llegó el momento en que tanto profesores como alumnos veíamos como una cosa super natural la parafernalia del lamido en la estampita y el pegado en la frente con posterior forcejeo durante todo el examen para evitar la caida del santo al suelo. Nadie comentaba nada del echo ni se reía in situ ni a posteriori.

Mamen O. dijo...

No te adelantes primu que a ti duando te dan cuerda...ja,ja...que voy a tratar el tema de los talismanes en otra entrada.

Encarni dijo...

Los pequeños tienen unas ocurrencias geniales, ¡mira que decir que se le había puesto la mente en blanco y negro! Jajaja, qué lindos son los comentarios de la gente menuda. Quizás ese podría ser otro tema del blog, los comentarios graciosos y en ocasiones comprometedores de nuestros pequeños. Claro que como a todos se nos cae la baba con nuestros hijos y sobrinos, lo mismo cualquier palabrita de ellos ya nos arranca una sonrisa.
Agradezco el comentario de Primu, me he reído a carcajadas imaginando el ritual de la estampita, jajajaja, y lo más gracioso es que llegó a convertirse en algo normal, jajaja. Bueno, bueno, no voy a reírme mucho porque yo también he llevado mis estampitas pero guardadas, eh!
Saludos.

Mamen dijo...

Encarni, si hay algo seguro en este blog es que con primu (que no es primu es hermanu) te vas a reir.
Venga, me apunto tu idea de los niños.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1