martes, 1 de noviembre de 2011

LA SORPRESA DEL TWITTER


Fíjate que andaba yo el sábado contando cómo había sido mi primera mirada a los ojos del pajarito azul del que tanto se habla, del Twitter este que se ha puesto tan de moda que parece que seas de otra galaxia, cuando reconoces en ciertos círculos tu desconocimiento o tu falta de adicción.
Y fíjate que este fin de semana largo me he llevado una sorpresa inesperada que me ha hecho entender, un poco más, el por qué de las pasiones que levanta.
Resulta que el quid de la cuestión está en que si te haces seguidor de alguien y comentas las frases ingeniosas, el chiste o la reflexión que el personaje escribe, puede ser que tengas la suerte de que en lo que canta un gallo, la persona en cuestión te conteste.
La cosa tiene su aquel, vamos a dejar de dárnosla de culturetas, porque aunque ya no tengamos edad y el que más y el que menos haya dejado atrás la época mitómana, no me negareis que abrir la sesión y ver que alguien a quien admiras, del que has leído un libro o con el que has cantado hasta desgañitarte, te dedica un saludo personal e intransferible, no es algo que como poco te deja tan traspuesto que llamas a tu marido, tu hija o quien pilles cerca para mostrar orgullosa la deferencia que la persona en cuestión ha tenido hacia ti.
Ayer me pasó, aunque no fue con un cantante ni con un representante de la farándula. La sorpresa la protagonizó un señor del que yo no había oído hablar hasta este domingo. Se llama Borja Semper y es diputado y presidente del PP de Guipuzcua.
Hace un par de días,  Ana Pastor de Los desayunos de Televisión Española, recomendaba en la red leer un artículo que este hombre ha escrito en El País. Teniendo como le tengo un enorme respeto a esta profesional, sentí curiosidad por saber de qué iba el tema.
Tengo que reconocer que el artículo consiguió emocionarme. Borja Semper tiene 35 años y a los 21 se enteró de que habían desarticulado a un grupo de criminales etarras a punto de matarlo y que su vida colgó de un hilo tan fino que todavía hoy siente el temblor de la marioneta que mira la mano de la que depende su precipitación al vacío.
El artículo, que os recomiendo, es una lección de democracia y de valentía. Es la confesión de una persona, de un hombre que se sintió mucho tiempo en la palestra del horror más absoluto y que se despoja de la chaqueta de político y de la corbata de pedir los votos para recordar que en este andamio se bamboleaban gente de todos los signos, y que ha sido con el esfuerzo colectivo como se ha logrado esta paz anunciada en la que lógicamente todavía no creemos, pero que parece que pone un poquito de luz al final de la escalera.
Puedo decir, porque esa es la grandeza y la libertad de la democracia que no soy votante del PP y que probablemente nunca lo seré. Pero también afortunadamente, gracias al mismo sistema político, siento un gran respeto por los que juegan con las mismas reglas que yo. Sus palabras me parecieron dignas de quitarse el sombrero y así se lo hice saber mediante Twitter.
Ayer, cuando abrí este nuevo invento que todavía no sé manejar, había en mi muro o como se llame en este caso, un mensaje de Borja Semper que decía: gracias Mamen.
No me he vuelto quinceañera de repente, sé que el hombre lo que ha hecho es contestar educadamente, con una palabra, a los cientos de personas que le habrán hecho llegar su apoyo, pero no voy a negar que me gustó mucho el gesto. En su contestación no decía “vótame”, ni “estamos de campaña”, ni "los míos son los mejores". Me dio la impresión de que decía “agradezco” que entiendas cómo han sido las cosas por mi tierra, “gracias” por ser una más en este juego donde la política se ejerce sin violencia.
Sólo me queda una duda, y siento que alguien se moleste, pero no puedo dejar de preguntarme qué pensará de este hombre un sector del que el Partido Popular no puede o no quiere separarse, una parte enquistada y antigua que este país no se merece y que todavía no se ha dado cuenta de que es hora ya de batirse en retirada, de sacudirse el polvo de la nostalgia y el tiempo de las arengas. 
Os dejo el enlace al artículo de El País y si queréis lo comentamos.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin palabras por tu artículo y sin palabras por el artículo de Semper.
Eso es lo que debería ser la democracia pero mucha gente no lo entiende
Un saludo
Mar

JUAN dijo...

Hola, Mamen, no veo el enlace al artículo en tu escrito.
Twiter a mí me vuleve loco y lo he dejado. Resulta que cada vez que quiero entrar me pide la clave y no me la acepta. Cada vez debo intercambiar una serie de correos y restablecer la contraseña. Para nada, cuando intentoentrar me vuelve a rechazar la clave. Y lo he dejado.No sé qué encuentra la gente con esa cosa. Bueno, que tengas feliz semana, ya buscaré ese artículo. Un beso

Mamen O. dijo...

Juan, creo que si pinchas donde pone "el enlace al artículo de El País", te lleva directamente. Mira a ver y si no, lo pongo otra vez. De todas formas se llama "Que no os roben este momento".
A mí también me resulta un lío el twitter. Mi hija es la que me lo explica porque nunca sé quien es el que escribe y quien el que le contesta, ja,ja...

primu dijo...

Precioso el artículo, yo le he hecho un comentario porque he estado viendo lo que la gente le pone y es increible, un artículo que no habla en ningún momento de política solo da sensación de union entre las diferentes ideologías democráticas en el País Vasco, por enfrentarse al chantage por igual y hay personas hablando en los comentarios sobre la guerra civil, las dos Españas,....en fín que no han pillado el mensaje.

Mamen O. dijo...

Primu, me vas a permitir que traslade aquí el comentario que has dejado en el artículo de B. Semper de El País porque estoy totalmente de acuerdo contigo y me parece muy interesante lo que dices.
Copio tu comentario:
Antonio:
Me parece increible que despues de leer un artículo tan emocionante, lleno de esperanza y fraternidad entre todos los ciudadanos de cualquier ideología, haya gente que discuta por simpatizar con un partido o con otro. El texto que acabo de leer es totalmente imparcial y habla de la desagradable experiencia que han vivido muchas personas de muchas ideologías en Euskadi y creo que nos da una leccion de lo que debe existir desde ahora en España, una unidad total contra el terrorismo, sin usarlo como arma contra el oponente político. Me considero de izquierdas pero desde luego al leer ésto no se me ha pasado por la cabeza relacionarlo con la política. Quiero felicitar a toda España por lo que hemos conseguido, pero sobre todo, a los amenazados, a Borja y a sus padres y a todos los familiares de las víctimas porque sin su valentía y determinación para no doblegarse al chantage asesino, hubieramos perdido ésta batalla. GRACIAS.

primu dijo...

Ole, Ole

JUAN dijo...

Mamen, he leído el artículos: es de una grandeza enorme. Gracias por el enlace. Tammbién he visto tu comentario, o al menos tu blog, y el de Primu. Ya lo habéis dicho todo y yo sólo he añadido mi admiración y agradecimiento al autor del artículo.
Un beso

Mamen O. dijo...

Como colofón me gustaría que sepáis que Borja Semper ha tenido el detallazo de dejarme un email muy emotivo en el correo que tengo aquí en el blog. Siento que traiciono un poco su discreción, ya que él ha preferido hacerlo por esa vía y no en un comentario público, pero creo que es justo que se sepa porque me encanta sentir que por encima de las convicciones, de los ideales y de las creencias está la buena gente, la buena educación y el sentido común.
Gracias nuevamente Sr. Semper.

Anónimo dijo...

Hola Mamen, he leído el artículo de Borja Semper y me ha conmovido, es un artículo impresionante en el que a pesar del miedo vivido por él y sus padres, ha podido más la valentía de defender los valores democráticos.
Enhorabuena por esta entrada Mamen y enhorabuena también por el mail de Borja Semper, creo que es todo un honor recibir un mail de alguién de la calidad humana del Sr. Semper, por supuesto sin menospreciar el resto de los mails que recibes.
Un saludo. Encarni.

Mamen O. dijo...

Sí Encarni, como tú dices "sin desmerecer el resto de los emails que recibo, ja, ja... ha sido un honor para mí. En primer lugar porque nunca puedes imaginar que algo tan modesto, tan de familia como hacemos aquí pueda llegarle a una persona con un cargo político y de una "categoría profesional" como este hombre (al parecer un amigo encontró el blog en internet y le recomendó que lo leyera)y en segundo lugar porque estamos tan acostumbrados a ver a los políticos desde detrás del escaparate que a veces se nos olvida que además de ser personajes son personas.
Estoy que no sé qué hacer, dudando en si dejarlo aquí o contestar el correo. Por una parte no quiero parecer una pesada porque ya en su momento le dejé unas palabras en twitter y supongo que por lo que dice en su correo ha recibido montones de mensajes de apoyo, pero la educación me obliga porque su correo tiene el mismo tono cercano y afectuoso con el que escribe el artículo...¿qué me recomendáis?

Anónimo dijo...

Pues yo le respondería al correo Mamen.

Saludos. Encarni.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1