viernes, 14 de febrero de 2014

CUPIDO

¡Pobre Cupido!....Si no tiene bastante con pasarse la eternidad escuchando deseos y convenciendo a indecisos, encima, al pobre chaval le asignan un día de calendario para servir de publicidad en la venta de anillos, corbatas o tartas de chocolate en forma de corazón. Qué dolor de criatura...qué responsabilidad más grande para un ser tan pequeño.
El chiquillo algunas veces se queja, y mira que es bueno. Claro, llega al Olimpo, y allí que desde que Grecia dejó de ser lo que era está todo el mundo en paro, lo que hay es una juerga diaria. Es lo que dice Cupido: "¿de ustedes no se acuerda nadie? Porque mira que estáis haciendo falta por ahí abajo". 
Yo, que lo escucho y me solidarizo con él, pienso que allí en el Olimpo lo que no hay es ganas de trabajar. Fíjate nada más en Hermes... el dios de los ladrones. Ese en España...vamos, hay que tener mala suerte para dedicarse a eso y no encontrar un trabajo. Tiké, diosa de la suerte. Por favor, si no hacemos más que jugar a la lotería de Navidad y el reintegro lo perdemos en la del Niño. ¿No podría venir ésta para aquí abajo? Zeus, dios del trueno...¡hombre! ese lleva unos días fastidiando. Vamos, por decir, creo que le han hecho un contrato basura. Seguro que está cotizando dos horas y echa veinticuatro en negro.
Ya le ha dicho Cupido a Afrodita que haga el favor de echarle una mano. ¡Si tú eres la diosa de la lujuria -le dijo el otro día indignado- y la mitad de los que compran el corazoncito lo que están buscando ya sabemos lo que es! Pero nada, oye, que se hace la tonta. Le dice que sí, que lo comprende todo pero que está "mu decepcioná", que ya no es lo mismo que antes, que desde que hay cine porno a ella no la invoca nadie...En fin...que no hay manera. 
Hasta Dionisio, el del vino, que estaba con él en la cola de las reclamaciones, le daba la razón con la cabeza. "Esto es injusto", decía. "Aquí estoy yo, que vengo a ver si puedo cambiar las uvas estas que me han puesto en la mano por unos arándanos, un  rebujo de hierbas o un palito de canela que es lo que la gente le echa ahora al gin tonic". 
El sindicato tampoco le ayuda. Lo único que le ha dicho es que mientras que no haya convenio nuevo, no tiene nada que hacer. Fíjate tú. Dicen que el Olimpo se formó en el principio de los tiempos y éste sigue cobrando lo mismo...¡No le queda "...na"!
Viendo que lo suyo no tiene arreglo, esta mañana Cupido ha vuelto a coger las flechas, el arco y toda la parafernalia con la que tiene que volver a venirse a la Tierra. Hoy es el día del amor y en el fondo a él le gusta su trabajo. Es una fecha tonta, comercial. Lo sabe Cupido y también lo sé yo. Pero en el fondo, pienso que a todos nos apetece seguirle el rollo a esta historia aunque sea sin compras desaforadas ni tarjetitas cursis. Creo que siempre es bueno tener una excusa bonita para hacer un alto en el camino. Siendo la vida como es, no imagino que haga daño dedicarle una sonrisa al amor,  al que es, al que un día fue o al que será, dependiendo de por donde ande cada uno. Es bonito saber que está, que hay veces que los planetas se alinean y las estrellas se juntan. Es una maravillosa sensación, ver el mundo a través del fondo de unos ojos que no son los tuyos.
Que haya suerte, Cupido.

4 comentarios:

Marcos dijo...

Pobrecillo, ya no es lo que era...

Ni tengo fe en tu reinado, ni en tus frases engañosas, ve con Dios, llama a otra puerta, que para mi has hecho tarde.

Mamen Orcero dijo...

Ni sombra de lo que era es, la criatura...ja,ja

Leonor dijo...

Será mejor no ponerse en su camino no vaya a ser que te alcance una flecha envenenada porque las cosas no son lo que eran.

Un beso.

Encarni de la Cruz dijo...

Aquí tienen trabajo de sobra los dioses del Olimpo, así que se vayan remangando jajajaja

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1