miércoles, 24 de diciembre de 2014

El resquicio de mi ventana


Y la Navidad se coló de nuevo por el resquicio de mi ventana. 
Fue como la luz suave del amanecer que reta a la oscuridad de la habitación donde habito, como el olor salado de las marismas que se entremete, jugando con los sentidos, hasta el fondo del alma. 
Sé lo que dice la cabeza, y la entiendo, sin tener que hacer un esfuerzo de titanes. Probablemente, nada cambiará de aquí a mañana, ni a pasado. Presagio, con terrible certeza, que el año nuevo no va a llenar de paz los corazones, ni de comidas las despensas vacías. Pero me gusta escuchar hablar al corazón de vez en cuando. Lo necesito porque me hace sentirme viva.
No habléis en voz alta, por favor. Shhhhh...Dejadme soñar.
Felices fiestas.

3 comentarios:

La Griega de AndaluCái dijo...

FElices Fiestas !!
Deja la ventana abierta y sigue soñando con los dias especiales de la Navidad

Mamen Orcero dijo...


Aunque la realidad nos golpea cada minuto del día, qué bonitos son los sueños.
Gracias, amiga griega, por pasarte por aquí. Besos

Encarni dijo...

Felices Fiestas Mamen!! sigue soñando que tú sabes mejor que nadie que algunos sueños se hacen realidad con creces. Un beso y un abrazo muy fuerte.

En estas fechas siempre me acuerdo entre otras muchas cosas, de aquel almuerzo que hicimos con todas las compañeras y sobre todo de la broma que le gastamos a Lourdes, nos pasamos un poco, no crees? Menos mal que ella se lo tomó bien

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1