lunes, 6 de abril de 2015

Las palabras hirientes

Más de una vez -cada uno es como es, qué queréis que os diga- me entretengo en buscar en el diccionario el significado de las palabras hirientes.
Ando siempre preguntándome, porque todavía no he hallado la respuesta, si son ellas solas las que pueden mutilar el alma, o si al igual que los cuchillos de doble filo o los revólveres del oeste,  las palabras permanecen inofensivas mientras están inertes, e inocentes mientras las dejamos inanimadas.
Esa es la razón de mi búsqueda. Me apasiona encontrarlas allí, en el lugar donde nacieron, sin la contaminación lingüística de la frase de la que forman parte, ni el ruido de fondo del argumento que hace recaer en ellas su fuerza. Entonces, en ese momento de encuentro, me encanta el ejercicio de nombrarlas en alto, me apasiona comprobar la cadencia de su sonido y la negrura de su significado. 
Ignominioso, ruin, zafio...suenan hasta bonitas cuando se dicen al azar, sin pensar...lerda, desvergonzada...esas son peor sonantes, pero ni siquiera se acercan al daño que pueden infringir cuando van dentro de un párrafo.
Últimamente las redes sociales se están convirtiendo en un campo minado en el que todo vale. Cualquiera, al amparo del cristal de una pantalla, aprovecha ese momentito de gloria que le permite un comentario para zamparse a gusto, sobre todo con el "políticamente" contrario. Parece ser que ahí no hay reglas de cortesía ni se tiene en cuenta el decoro. 
Reconozco que cada vez me cuesta más entrar al hilo de una conversación de cualquier tema, pero sobre todo del político. Y es una pena, porque soy de las que creen que siempre hay que darle una oportunidad a las palabras. Desgraciadamente, han hecho que no me merezca la pena tanto insultador gratuito con los que me acabo topando, tanto agresor de lengua locuaz que deja claro lo que esconde en el oscuro rincón de donde sale su agravio. Nunca los bloqueo, es superior a mí. Creo en la democracia, en la libertad de expresión y no me gustan las leyes que nos amordazan. A veces, incluso les permito sembrar en mi cabeza la semilla del malestar. De un tiempo a esta parte son muchas las veces que callo, y eso me hace sentirme del grupo cobarde de los que otorgan. 
Espero que las aguas se calmen y los cauces devuelvan su sitio al río. Mientras tanto, hoy, como muchas tardes, voy a leer en alto la palabra "impresentable" en la I de mi diccionario.

3 comentarios:

aureavicenta dijo...

Espero que triunfe esta cadenciosa palabra : Afecto.
Mamen, sé feliz, no te preocupes de más, amiga.
Un abrazo.

Mamen Orcero dijo...

Gracias Aurea. Como te decía en facebook, esas palabras hirientes de las que hablo en este post no han sido vertidas directamente sobre mí. Pero igualmente me agreden porque veo que cada vez es más difícil seguir el hilo de una conversación o un debate donde al final la cosa no se salga de madre. A mí que siempre me ha encantado dar mi opinión sobre las cosas, me quitan las ganas por no tener problemas. En fin...

Encarni de la Cruz dijo...

Hola Mamen, creo que cada vez hay más personas que no respetan las opiniones de los demás. Pasa al hablar de política y al hablar de fútbol.
Las palabras hirientes hacen mucho daño, duelen y dejan su huella. Cómo se puede defender uno de ellas? Cayendo en el mismo error y respondiendo con otra palabra malsonante? no contestando y retirándonos de la conversación? Creo que lo mejor es ignorar.
Mi abuela, que era una amante del refranero español, cuando una comida estaba demasiado caliente y se quemaba la boca, solía decir:
"Quema más que las palabras de una suegra"
Ella no conoció a su suegra, así que no lo podía decir por experiencia propia, y yo tengo la suerte de tener una suegra maternal y cariñosa, así que tampoco puedo dar fe de ese refrán.
Lo que quiero decir con todo esto es que muchas palabras queman, y el que escribió ese refrán, tenía una suegra experta en palabras hirientes de la que tú hablas.
Hay muchas personas que se dedican a quemar con las palabras haciendo un mal uso de ellas.
Muchos besos Mamen.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1