domingo, 2 de agosto de 2015

Islacultura 2015

El viernes por la tarde-noche viví una experiencia muy bonita. El lugar era mágico, el ambiente encantador y me consta que todos los que estábamos pusimos lo mejor de nosotros para que el momento saliera perfecto. Fue un encuentro realizado en San Fernando, La Isla, como nos gusta llamar a mi ciudad los que la queremos, en el que participamos personas que nos dedicamos de una u otra manera al arte, a la cultura, a esa forma especial de sentir la vida que te hace lanzarte de forma altruista, sin otra compensación que el aplauso de los que estaban, a subirte a un escenario y esperar las emociones.
Gracias a todos por estar. No hay nada mejor en el mundo que ser feliz y el viernes lo conseguí gracias a vosotros.
Os dejo mi pequeña aportación, un relatito corto que leí describiendo un sentimiento que creo que compartimos todos los que somos de esta tierra. 
Gracias


6 comentarios:

Marcos dijo...

Precioso Mamen, y muy bien contado. Bss

Mamen Orcero dijo...

Gracias, Marcos. Se trataba de hacer un texto muy breve para no cansar y para que todos tuviéramos nuestro espacio. Creo que no hay una sensación más agradable en el mundo que la de sentirte en casa por muy bonito que sea el sitio de donde llegas, y eso es lo que quise transmitir.
Un saludo

Maribel Bonet dijo...

Muy bien expresado Mamen, yo misma siento igual al regresar a casa despues de unas vacaciones o de vivir fuera de la Isla.

Carmen Rubio dijo...

Muy bonito, Mamen, qué bien que lo hayas subido, no pude oírlo, por ser tarde para mí (obligaciones familiares), y es pura sensación y un placer escucharlo. Gracias

Sara dijo...

No se puede expresar mejor ese sentimiento que compartimos todos y cada uno de nosotros, que por muy lejos que estemos y pase el tiempo que pase, como en mi caso, nunca dejaré de sentir lo que siento cuando dejo a La Isla atrás. Yo lo comparo como cuando te independizas para vivir tu propia vida, pensando que te espera un mundo nuevo, lleno de aventuras y libertades. Y un día vuelves a casa de tus padres y aunque algo de ti sigue allí, ya no es lo mismo. Qué tendrá ese rinconcito que tanta añoranza causa? Enhorabuena prima, una vez más pones en tu boca lo que yo no sabría expresar con palabras pero sí con el corazón.

Mamen Orcero dijo...

Gracias por venir a comentar. Me alegro de que os hayáis sentido identificadas Maribel, Carmen y Sara. En principio pensé en leer un trocito de una de las novelas, pero pensando en el tipo de evento que era, en la intención de homenaje a lo nuestro y los nuestros que queríamos darle a la tarde, me puse a pensar en algo que de alguna manera tuviéramos todos en común. Y creo que el sentimiento de llegar a casa, ese es muy especial.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1