jueves, 25 de marzo de 2010

PONER UN MOTE

Tengo la ligera impresión de que el día aquel ya lejano, en que el hombre del Paleolítico hizo ademán de pintar un bisonte en el lienzo rupestre de Altamira, justo el que tenía al lado le dijo en un tono "grasioso": ¡déjame la tiza caramono!
Porque si hay algo que acompaña al ser humano, desde esa época oscura que algún listo bautizó para siempre como la noche de los tiempos, es el placer que sentimos cuando acertamos de pleno con el mote de un colega.
Y no te vayas a creer. Aquí no hay distinciones de clase, género o raza, porque vayas donde vayas, siempre hay alguien al que se le escapa, así como a media voz, la forma en que llama a un amigo, al médico que lo atiende o no te digo ya al profesor.
Si hay dos amigos juntos y tú preguntas por alguien, siempre hay uno de los dos que dice: sí hombre, ese es...y pumba, lo suelta sin darse cuenta, sin pensar que relación tiene el que escucha con "el joroba", "la pokemon" o "Pepito el del colocón".
Muchas veces los motes se ponen sin mala intención. Simplemente para identificar a alguien de quien no conocemos el nombre o para evitar que los niños que luego todo lo cuentan, sepan exactamente de quien estamos hablando, cuando añadimos al mote un atributo doliente y no llevarnos la sorpresa de que un día en el ascensor, tu prenda le diga a un tío: dice mi padre que tú eres un malaje...por no decir algo peor.
Otras veces lo heredamos sin culpa y como a traición y el error de tu bisabuelo se te pega al apellido y no te lo quitas de encima ni aunque supliques perdón.
Más de una anécdota sé por culpa de la costumbrita. En mi casa concretamente hablamos de un conocido que contaba maravillas de la obra que estaba haciendo y tenía el hombre una muletilla que se te quedaba en la oreja: un palacio, he puesto mi casa como un palacio. Tanta lata dio ese pobre que "palacio" se le quedó.
Un día, un miembro de mi familia que me oía hablar de "palacio" con toda naturalidad, se encontró a la suegra del hombre y le dijo de forma educada: dale recuerdos a tu hija y a tu yerno. Sí a Palacios (confundiendo claro está, el mote por un apellido).
Aquella mujer pensando miró a mi familiar y le dijo dubitativa: yo se los doy de tu parte, pero mi yerno se llama Rodríguez.
¿Conoceis algún mote simpático?

18 comentarios:

Miguel Angel dijo...

yo por empezar y como decía en el comentario en el feisbuq, a mí abuelo por parte de padre le decían el "pelusa" pero tengo que averiguar porqué, a mi padre siempre le conocieron por el "gafas" y aquí lo dejo para que continúen otros

geli dijo...

Pues en mi trabajo uno de los hobbies favoritos es poner motes. A uno de los jefes que siempre le da por traer todas las "tareas" que te va a mandar en una tabla excel, le llaman el Moisés, porque siempre que aparece te trae un par de tablas nuevas.

Conozco a uno que le llaman "El Buho", y no hay nada más que verlo, es grandote, con la cara redonda, una pequeñísima boca (tipo pico), una barbilla muy pequeña y unas ojeras que rodean dos pequeños ojos redondos. En fin me lo presentaron como "El Buho" y nunca supe su nombre. Un día Josema me llama y me dice por favor, llama al "buho" y dile no sé cosa urgente. Cuando llamé a su casa lo coge la madre y yo sin saber que decir le pregunto ¿Está buho? y la señora me contesta: No "El Buho" ha salido pero está " El Johny", jajaja , lo tenía asumido. "Al Johny" no se de que le venía el mote...

Por cierto habría que animar a algunos a que cuenten su mote, no me atrevo a contarlo yo por mi cuenta....ya sabes Mamen por donde voy

Mamen dijo...

Bueno, lo de que sé por donde vas, es còmplicado porque se me vienen a la mente así de momento tres motes que no sé yo si los protagonistas me dejarán contar. Mejor esperamos que vengan ellos a la tertulia a contarlos.
Creo que uno de los más brutos que he oído es el del capataz de una salina de aquí que le dicen "el cantazo" porque se liaba a pedradas con los que se colaban en las salinas.

geli dijo...

Me refería a uno que es numérico, jeje

geli dijo...

Bueno en mi pandilla de hace muchísimo tiempo a los hombres les dio por ponerse motes según la forma de una parte del cuerpo, que a mí por suerte nunca me enseñaron, aunque desde que supe el motivo de sus motes siempre que me encontraba con alguno, me imaginaba como sería, así estaba el "fresón", " el champiñón", " el bienmesabe", "el cañón" , "el misil", y los normales que eran los "escopetas"

Anónimo dijo...

Hola contertulios, a mi me encantaba poner motes cuando estaba en la facultad, porque claro conocíamos a todo el mundo de vista pero no sabíamos los nombres, entonces mi amiga Chari P. y yo que éramos inseparables "las Charis" nos llamaban, para referirnos a alguien empezábamos por ejemplo:.... si ese que siempre lleva unas camisitas así como de padre-y decía la otra-ah si de padre pero cuando va a una boda-y decía la otra-ah si de boda pero gitana.... y así seguíamos hasta que al pobre chaval cuando lo veíamos decia yo: mira por ahí va el camisita de padre de boda gitana y el pobrecito mio se quedaba con ese mote y todas nuestras amigas nos seguían el rollo y le llamaban al pobre hombre el camisita. Como ese había infinitos motes. Laarpia3.

Anónimo dijo...

Ah por cierto creo que see cual es el numérico, pero a mi el que me gusta más era uno que era el nombre de la persona pero con las sílabas cambiadas de orden ese era para inteligentes. Laarpia3.

Mamen dijo...

Tengo que intervenir ante los comentarios anteriores porque la cosa tiene su miga. En primer lugar aclarar que el juego con el nombre de la persona era surrealista. Teníamos una vecina en el bloque de nombre Manoli pero para que no supiera que nos referíamos a ella, en casa le llamábamos Nomali. Patético el motecito.
Pero bueno, tengo además que hacer una apostilla al nombre con el que firma la contertulia. Es el mote impuesto por mi marido a las tres hermanas, según él charlatanas criticonas: las tres arpías. Ahora tendremos que modificar la mitología griega porque mi hija apunta maneras y amenaza con incorporarse al grupo.

Anónimo dijo...

Uno de mis hermanos,para exculparse del mismo defecto, me llamaba cabeza, tanto que se meten conmigo por ese defecto, pero como pasa en todos los pueblos,a mi familia los obreros de la empresa c.naval la conocian por los Lucas por un tío mio que fué el primero de la misma que trabajó en ella... Me ocurrió una acnedota en un pueblo cercano,fuí a comprar un terreno y por teléfono el corredor medijo,me busca en la venta las tetas,pero por donde me dijo nada mas que había una venta que no se llamaba así,cuando ya desesperaba pregunté en dicha venta donde se encontraba la venta de las tetas,el dueño de muy mal humor me dijo, que de venta de las tetas nada de nada,y que me fuera de allí,el corredor que estaba dentro salió a fuera y me dijo,esque nosotros la llamamos así porque la dueña tiene las tetas muy gordas,y cuando friega los vasos se las vemos.

geli dijo...

Hoy me ha recordado primu a un profesor que tuve de pequeña que era calvo (tenía peluquín), era sordo (tenía audífono), era miope (tenía gafas), tenía dentadura postiza y tenía un fajín porque tenía problemas de espalda. Nadie sabía su nombre, para todos nosostros era el "Desmontable", jajaja

nick_jonas1992brothers dijo...

Pues si empiezo a contar de mi clase...
Monkey, Pescao, Vaca, Lenteja, Pingüino, Porky, Melena...
Hay más aún pero estos no son de mi clase como por ejemplo: Meji, Lupa, Enana, Adri el paleta, Dani el largo, etc...
Hay muuchos más pero no me acuerdo

Mamen dijo...

Y a mí que me suena el nick jonas este de algo, oye... Por lo que veo las nuevas generaciones siguen con la misma costumbre.

primu dijo...

Como suelo decir...para qué comerte la cabeza pensando qué nombre le vas a poner a tu hijo si al final los amigos le van a decir..."¿que pasa cabeza?",tengo compañeros que diciendoos sus motes os podreis imaginar sus aspectos físicos:El huevo topote,el primo de Sreck y la prima de Fiona,el pingüino de batman,el doraemon,el gandi,el cochero de drácula,el monaguillo de la carraca,el penitente,el gafas o mas cruelmente llamado el buzo(por el tamaño de sus gafas) si yo tengo un mote así prefiero no saberlo.

Mamen dijo...

La verdad es que llevas razón, con una pandilla como la tuya...lo del nombre es secundario...pero no me creo que tú no tengas mote. Venga, mójate y dilo anda, te prometo que no lo repetiremos.

primu dijo...

Hubo una época que me llamaban Chagui(el de Scooby Doo)pero afortunadamente ya pasó.¡¡¡¡SALUD!!!!

Mamen dijo...

Ja,ja es que te pareces con la canijera...

Mapitas dijo...

El mío es Gato. Comenzaron en el colegio por Isidoro, y como me pique, se perpetuó: era ingenuo en esa época y no sabía lo que se me venía encima. Cada vez que parecía que no me daba por aludido, mis "buenos" compañeros atacaban con otro gato televisivo, y no he de recordaros que había alguno que otro: he sido Silvestre, Don Gato, Garfield, Doraemon, Jinks (de Pixie y Dixie),...hasta que al final terminé cogiéndole gusto y me quedé en Gato a secas, sobre todo con los compañeros del equipo de baloncesto. Y ya se da el caso, tan habitual por otra parte, que hay gente que sólo me conoce en mi faceta felina. Hasta me regalan elementos decorativos gatunos, ya me identifico con esas ancianas que terminan devoradas por sus mesnadas de gatos:¡que futuro!.
A la anfitriona, una pregunta: ¿han sacado más complementos de Barbie Bibliotecaria?. Porque de Ken Mapitas, nada de nada, y mira que los estoy esperando como agua de mayo: el GPS, el Astrolabio,...

Mamen dijo...

Si es que cuando la gente es lista...no hay manera. Mira lo suave que me ha soltado mi amigo lo de la Barbie, como diciento ¿y tú que? ¿no sueltas prenda del mote? Lo que pasa que no es un mote...es una seña de identidad con mis compis, aunque entre tú y yo, me hubiera gustado más ser de la pandilla de Scooby, no la de primu sino la otra, con Scrapi y todo. Ja, ja...es que en nuestra pandi del curro hay mucho nivel...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1