sábado, 17 de julio de 2010

LAS BODAS

Aunque no entiendo nada de caza y puedo asegurar que nunca he ido a cazar, creo que el verano y el buen tiempo deben ser momentos en los que se abre la veda para que los cazadores disfruten, al cielo raso, de esa actividad que yo no entiendo pero que para algunos supone una forma de vida.
Si hay una especie en peligro en cuanto que aprieta el calor es sin duda el soltero y la soltera, avecillas indefensas que son alcanzados a traición pero a su gusto, por la escopeta del romanticismo y la promesa del amor eterno.
¡Es que hay que ver cómo nos gusta una boda!
Mira que yo, vaya esto por delante, soy en lo importante de la vida por definición “una pasota” y que lo único que me importa es la felicidad, vivida por cada cual desde su forma de pensar o sus creencias. Llevo a gala y me siento orgullosa de ello, el contar entre mi familia y mis amigos con todo tipo de personas y con ellas con todo tipo de circunstancias. Pero una boda…cuánto da de sí una boda.
En la parte del cotilleo que alegría produce por dentro ver lo gordita que se ha puesto la fulanita ¿vais a decir que no? En el capítulo de las envidias, cuesta reconocer que sigue guapo el marido de la zutanita y en la zona de las anécdotas…ahí puede haber material para recordar toda una vida.
En mi familia las bodas dieron para mucho porque hubo algunos momentos dignos de un reality de televisión. Somos cuatro y es curioso como cada uno protagonizó alguna historia “simpática o no tanto” a juego con su forma de ser o su carácter.
Yo que fui la primera apenas dí guerra, aunque me casé el día del Carmen, fiesta grande en mi pueblo y llegó un momento en que entre todas las Cármenes que asistieron al evento, algún que otro cumpleaños y aniversarios varios,  no sabía con el trastorno quien tenía que felicitarme a mí y a quien dar la enhorabuena yo.
Mi hermana la rockera contrató una orquesta que fue la culpable, a mi entender, de que jubilaran por sordo a la mayoría de mis tíos, trabajadores de la construcción naval en época de crisis.
La siguiente, doña despiste, se dejó por la mañana el tocado del pelo en una cafetería que por la tarde no abrió y llevaba unas flores que no sé de dónde sacamos que había que renovar cada rato porque se volvían mustias y lánguidas como un viejo poema de amor.
Pero con el pequeño, como ya nos tiene acostumbrados, llegó el escándalo. De ello no fuimos conscientes ese día, por cierto día de los inocentes, sino casi un año después, cuando la “madre Hacienda” le hizo una declaración paralela porque había incluido “una cónyuge” que no tenía.
En el bolsillo interior de su chaqueta de novio, colgando de una percha de madera en un armario, estaba el documento que los convertía en marido y mujer, papelito que el muchacho nunca había llevado al registro civil para quedar para siempre fichado en el cajón de los “cazados”.
Cómo me gustan las bodas. Será que ayer, día del Carmen, fue otra vez mi aniversario.

4 comentarios:

Fer dijo...

Bueno, pues Mamen... felicidades aunque sean tardias por tu santo y ¿felicidades? por tu aniversario de boda... je je... Seguro que si.

Mamen dijo...

Gracias Fer. La verdad es que lo del santo...bueno eso es un día que te toca según el calendario y nada más aunque en mi caso se nota más porque coincide con la Patrona de mi ciudad, pero en cuanto a mi aniversario no tengo quejas "de momento no vaya a creerse el protagonista que ya esto significa que no voy a quejarme nunca...." (es broma). Hemos cumplido 17 años con el papel firmado, más los de antes...

Mamen dijo...

Antonio Orcero Domínguez: quien dice que fue un despiste....pero bueno,lo mejor de mi boda fue el manteo del novio en calzoncillos,las obaciones y cánticos de mis amigos a grito pelao y por su puesto mi cuñao josema cantando con la orquesta vestido de papa noel debido a la fecha fatídica de la boda,el 28 de diciembre,vaya inocentada,vaya día para unirse al club de los que bajan la basura.....
El sábado a las 17:24 ·
M Carmen Orcero Domínguez: Bueno, me lo pones en bandejita...¿recordarás el problemilla de la hora en las invitaciones no? Que pusiste que la boda era una hora antes justo el día de los inocentes y cuando llegamos llevaban los invitados una hora en la puerta de la Iglesia... pensando en que todo era una inocentada.
El sábado a las 17:38 ·
La Geli: Jajaja, bueno nuestras bodas fueron normalitas, eso sí con algunas anécdotas, como en la mía, que se quedó el que traía el ramo encerrado en el ascensor, luego no se podía abrir la puerta del garaje donde estaba el coche que me iba a llevar a mí a la iglesia (así que llegué tarde y todos pensaron que también me había quedado encerrada yo), en fin una larga retaila de anécdotas que tuvimos ese día, pero al final lo pasamos bien, verdad?
M Carmen Orcero Domínguez: Son anécdotas para recordar y reirte. Cuando fueron a por el coche de la novia y la puerta del garaje no se abría ni a la de tres...con la gente en la puerta de la Iglesia...je, je
Hace 22 horas
Rosa Fernandez: Jo, como siempre genial. Yo que estuve en tu boda, puedo decir que me lo pasé estupendamente, con una despedida larga que no se si recordarás entre tu queridísimo y mi ex.
En cuanto a mi boda, recuerdo que JC lo veía yo muy bien peinadito, que no se le movía ni un pelo, con ese pelo tan rebelde que tiene. Decía que era del fijador. Después descubrimos que nada de fijador, que se trataba de una mascarilla que había confundido su madre con el fijador. Al día siguiente el pelo parecía de seda, brillante y todo caído. En fin, cosas de bodas.
El sábado a las 19:49 ·
M Carmen Orcero Domínguez Yo no sé por qué cuanto más se preparan las cosas, peor salen. Mira que lleva tiempo preparar una boda, algunas veces hay quien se lleva un año preparando cosas y al final siempre hay algo en lo que te equivocas o algo que no sale. Ja, ja
El sábado a las 19:53
Rosa Fernandez Por cierto, felicidades atrasadas por partida doble, tu santo y tu aniversario. Estos días han sucedido cosas inesperadas y nohe podido felicitarte a tiempo. Un beso enorme
El sábado a las 20:05 ·
.M Carmen Orcero Domínguez Gracias Rosa. Un beso y ya sabes que tenemos que quedar esta semana

Mamen dijo...

La Charito jajaja es verdad que de anécdotas, pero como somos gente tranquila no nos sulfura nada, lo arreglamos como podemos y no nos agua la fiesta nada, nos lo pasamos como enanos en todas. ¿Os acordáis de María con 3 añitos que era la niña de los anillos de mi boda y se dedicó con el traje puesto a bendecir toda la casa con la escobilla del WC?
Hace 11 horas · ·
.Maria Oliva Ceballos jajajajaja chari esas anecdotas no las conocia yo .................pero fue una boda muy bonita dibertida y estubimos muy a gusto , yo me case osea me casaron ,un 8 de agosto a las cinco de la tardedel año unnnnnnnnnnnnn1971¿o fue en el 70 ?jajajaj es igual, y llovia a mares pero a las cuatro y media ,magia se puso una tarde maravillosa y nos casamos jajajajnos casaron somos muy felices y de vez en cuando comemos perdices jjajajaj
Hace 8 horas · Me gustaYa no me gusta ·
M Carmen Orcero Domínguez La parte de la niña de los anillos no la olvidaré nunca. No os podeis imaginar el sofocón. Estábamos ya para irnos a la boda y como siempre la última en prepararme yo. De pronto estoy pintándome y veo reflejada en el espejo a mi hija con el traje pomposo de los anillos y la escobilla en mano. Por poco me da algo. Menos mal que no se manchó el vestido rosa porque como en todas las casas ese accesorio suele tener lejía...Es que mis niños han sido un poco moviditos.
Hace 4 horas ·
La Charito Me alegra que te lo pasaras bien María, esa es siempre la intención de los novios, aunque es complicadísimo, nunca llueve a gusto de todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1