martes, 6 de julio de 2010

VOLVER A LOS DIECISIETE

Cuando tenía 17 y antes, mucho antes, cuando eran 15 o apenas 13, mi mundo giraba alrededor de mis amigas. Como todos a esa edad, con ellas compartí los primeros sueños, las primeras canciones importantes y sobre todo aquella inolvidable sensación que nos hacía sentir vértigo: el viaje comenzaba por fin, el hogar empezaba a quedarse pequeño y era el momento de echarle un vistacito al mundo.
La misma vida con la que soñábamos fue la misma vida que inevitablemente nos separó y aunque nos resistíamos a olvidarnos nunca, la bifurcación del camino hizo que durante muchos años fuera complicado reunirnos a todas en el mismo tiempo y el mismo espacio.
Pero como parece que la noria del destino es a veces capaz de compensarte de la crueldad de las heridas recibidas, al cabo de muchos años, más de los que la coquetería femenina nos dejaría reconocer a ninguna de las del grupo, una gran parte de nosotras hemos vuelto a reencontrarnos en este punto del sendero.
Vernos charlar debe ser todo un espectáculo para los compañeros-desconocidos de café. Escuchar las risas e intentar comprender de qué hablamos, debe ser un enorme misterio para todo aquel que no entienda que tenemos tantas cosas que decir y tanto que recordar, que el pasado y el presente se entremezclan en una conversación donde se salta continuamente del ayer al mañana para resumir en unos minutos una vida.
Algunas veces me parece que volvemos a vivir aquellos días y que al final nos hemos reencontrado en este momento mágico en que el presente te devuelve la frescura, esa que antes brotaba de la inocencia y que el tiempo nos ha devuelto porque un día, en el camino, aprendimos qué es verdaderamente lo que importa y dejamos en el baúl de los cacharros olvidados el espejo de estar siempre perfectas, el cepillo que mantiene a raya el pelo y el corsé de resistir la apostura.
Mis amigas son las mismas a las que dejé para volar sola y quedar para charlar me ha devuelto un equilibrio en el que me siento bien, sabiendo de donde vengo y sobre todo quien soy. Pero mis amigas ya son también otras porque el paso por las dunas deja huella y somos todas tan distintas que la mezcla me enriquece.
Porque lo prometido es deuda y porque compartir el té de las tardes me ha hecho de nuevo volver a los diecisiete, ésto va por y para vosotras. Ellas “y mi canto saben a quien nombro tanto”.

6 comentarios:

Mamen dijo...

La tertulia en facebook:
Fede Gallego-torrejon ahora que la mayoría vemos que nuestros avanzados retoños toman el camino de descubrir el mundo miro con recelo esas palabras en las que se da tanta importancia al café con las amigas confidentes y descubro con la preocupación egoísta que pronto echaremos de menos el café con nuestros progenitores y tristemente un poco mas tarde con nuestra prole
El Martes a las 23:40 · Me gustaYa no me gusta · .La Tertulia Los padres siempre miramos con recelo al exterior cuando se trata de los hijos ¿verdad?. Tiene que ser así porque tememos tanto que les hagan daño... pero la importancia de este café, Fede, es el tiempo de ausencia. Aunque nuestros hijos se vayan, yo también he sido hija y vuelven porque nuestro hogar es nuestra referencia, nuestro origen. Pero volver a los amigos de la adolescencia es más difícil si alguno o en mi caso varios se van porque llega un momento en que las direcciones son tan diferentes que puede que no tengas nada que ver con ellos. Pero de repente llega una momento o al menos eso me ha pasado a mí en que es importante retomar aquella amistad y hacer una puesta en común de la vida.
El Martes a las 23:56 · Me gustaYa no me gusta · .Pilar Bravo Diaz Bravo! Lo has bordado y me has vuelto a emocionar. Por nuestras tardes de té, charlas, risas y viejos recuerdos compartidos !!!!! Un beso enorme .
Ayer a las 0:06 ·
M Carmen Orcero Domínguez Y para que sean muchas más.
Ayer a las 0:52 ·
· .Pilar Bravo Diaz Te lo tengo que volver a decir. Me encanta como escribes!!!!!!!! Y cuanto mas lo leo, más me gusta.
Hace 23 horas ·
.Ana Paez Bello Precioso relato!!!!Siento esas mismas emociones cada vez que mis amigas y yo tenemos la oportunidad de reunirnos!!un 10!!:D
Hace 21 horas · .
La Tertulia Gracias por los comentarios. Es maravilloso compartir sensaciones.
Hace 20 horas · ·

Anónimo dijo...

Muy bonito.

JCR dijo...

Parece que tiempos anteriores fueron mejores, que intentamos frenar el paso de esa bola que gira y gira, pero creo que cada etapa tiene su momento, que no debemos olvidar el pasado mirando al futuro, por los que se fueron y por los que vendrán, somos HIJOS, PADRES y algún día ABUELOS, hagamos que nuestros recorrido merezca la pena, aunque posiblemente cada uno tengamos una etapa especial que nos gustaría recordar, yo de los 18 a 29.

Mamen dijo...

Es verdad, estoy de acuerdo en que no todo tiempo pasado fue mejor, cada momento tiene su encanto, lo que pasa es que a veces volver al pasado es recuperar tantas cosas que te dejas en el camino que tiene algo muy especial.

MIMIL dijo...

Hola Mamen bella... Hoy por fin ya estoy un poco mas centrada ... Empiezo a leerte en serio... Y no se he elegido hoy esta publicación... Es curioso que cada persona vive esas épocas de diferentes formas... Yo me arrepiento mucho de no haberle dedicado mas tiempo a mi mama y dicen que de los errores se aprende pero por desgracia yo no puedo dar marcha atrás y esas acciones no las puedo remediar...
Por otro lado me encanta como escribes... Te envidio te expresas no se como decirte como muy educada con un vocabulario que ya me gustaría a mi utilizar oara expresaren mejor... Nunca he leído y no se que me esta pasando que estoy ansiosa a todas horas de leeros... Cada uno con vuestros blogs me trasmitís muchísimo... He empezado un año con muchos problemas... Como todos... Pero estoy llena en el sentido de que me siento unida a muchos blogueros... Entre ellos tu... He intentado buscar tu Facebook pero no te localizo... El mil es Marta Martin... Si te apetece mandame una invitación y la acepto encantada... Muackkkk mi enlace de mi nuevo blog es
http://lailusiondelina.blogspot.com...

Mamen O. dijo...

Gracias Marta por esas palabras tan halagadoras. Espero que vengas a vernos cuando quieras y a aportar ese sentido de la vida tan de verdad que he leído en tu blog. Te prometo que yo también pasaré más veces por ese blog que estrenas y al que veo que ya puedo seguir. Me alegro de que sigas para delante con la idea del blog. Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1