viernes, 25 de marzo de 2011

JAPON

imagenes para blog

No hay palabras para narrar lo que ha pasado en Japón. Lo intentas, te sientas delante de un folio en blanco y necesitas un esfuerzo enorme para pronunciar o teclear una sílaba. Y es que ni siquiera alguien con una imaginación portentosa, de esas que sirven para crear la más increíble de las películas de ficción ni la mejor de las novelas románticas, es capaz de ponerse, sólo por un instante, en el lugar de algunas de esas personas, protagonistas resignadas de esta terrible tragedia.
Cuando el golpeteo de las noticias para por unos minutos la actividad cotidiana de mi vida diaria, vuelvo a recibir una y otra vez el mazazo. Es imposible para mí dejar de pensar en las miles de personas que estarán viviendo la pesadilla cruel de haberlo perdido todo, la de padres desesperados que andarán por un mundo caótico sin saber qué ha sido de sus hijos y la de criaturas que estarán aprendiendo a marchas forzadas que ya papá y mamá no existen.
Me pongo, como no, en el lugar de todas esas personas pertenecientes a la maquinaria administrativa del gobierno japonés y que deben estar echando los restos del alma cada día, para decidir por donde empezar y qué es lo prioritario. Y vuelvo a sorprenderme cada instante, con el espíritu resignado y admirable de este pueblo que no ha producido ni un altercado, ni un saqueo en ningún supermercado, ni (que yo sepa) un robo a un banco. Y eso que, lo digo con toda la sinceridad de la que hago acopio, no sé qué sería capaz de hacer yo en un momento de pánico.
Pero en cuanto al problema colateral producido en Fukushima, lo que no entiendo muy bien y lo digo con convencimiento, es como un pueblo como éste, que fue golpeado por la energía atómica con la actitud más brutal y más horribles de las registradas en la historia, ha apostado de esta forma tan exagerada por esa energía, todo por convertirse en uno de los primeros en el ranking de productividad, riqueza interior bruta y todos esos términos económicos que manejan aquellos que viven para trabajar en lugar de trabajar para vivir.
Nuevamente se abre el debate en el mundo: energía nuclear sí, energía nuclear no. Hay algunos que piensan que todo esto ha demostrado que hablamos de una energía segura porque si la planta ha resistido un terremoto de esta magnitud, eso quiere decir que nunca pasará nada. Qué gracia, qué profesionales ellos en lo suyo y, con todos mis respetos, qué ilusos. Todavía no se han dado cuenta de que la fuerza de la naturaleza no es evaluable con las unidades de medidas del hombre y que no somos más que guiñapos en medio de un mar que ruge o un viento que azota.
Yo no soy nadie para sentar cátedra sobre algo en lo que no se ponen de acuerdo expertos mundiales, faltaría más. Sé que un país necesita dar de comer a su gente, cubrir sus necesidades y lo demás es demagogia. Pero también sé que estamos atentando continuamente contra este Planeta que nos acoge y que de vez en cuando la Tierra se rebela y la gente sufre.
Siento mucho no poder hacer nada más que oir las noticias y cruzar los dedos. Pero necesitaba enviar, bajito, sólo al oído de los amigos pacientes que me leen y me oyen, un mensaje inútil pero verdadero de apoyo, de solidaridad y de cariño a ese pueblo japonés al que ya le tenía respeto pero al que ahora admiro. Mucho ánimo y mucha suerte.

8 comentarios:

Fer dijo...

Hola Mamen!! Como sabes, ya me uni el pasado viernes desde mi hogar en el ciberespacio, al dolor de los centenares de familias del pueblo japones, que han visto como la furia de la naturaleza les despojaba de sus seres queridos...

Ahora toca levantarse, poco a poco...

Un besin

Kike dijo...

Los buenos pensamientos recorren el mundo, seguro que el tuyo también y si sumamos el de muchos mejor.
Coincido en todo con tu escrito y espero que pronto todo mejore.
Mostrar respeto y no ser sensacionalista es una de las formas en que los que tenemos algún medio para comunicar nuestros pensamientos podemos colaborar, como lo haces vos.
Un beso, Mamen.
Que todo mejore.

Anónimo dijo...

Que forma más bonita de hacer un homenaje. Me ha emocionado tu escrito.Yo no estoy de acuerdo con lo nuclear y no entiendo que hay pueblos que quieren tenerla cerca como aquí en España. Ellos sabrán.
Saludos
McM

Anónimo dijo...

Increíble, desde luego, la actitud de este pueblo ante el desastre que se les ha venido encima; no sólo por los muertos , desaparecidos, poblaciones arrasadas...que es lo más importante aquí, sino por lo que se les avecina. Por lo poco que yo puedo saber sobre la energía nuclear, creo que vienen tiempos difíciles. Y cruzando los dedos, como dices tú. El otro día escuché a un experto en estos temas y decía que los terremotos no se pueden predecir pero sí asegurar que en un cierto lugar se van a producir. Y que ahí estaba claro que iba a pasar. Hombre, podemos dar miles de opiniones , pero si para los estudiosos del tema estaba claro, no entiendo nada de nada. ¿Qué hacen ahí esas centrales nucleares? Bueno, en el fondo lo entendemos todos. Pero, esto es lo que hay. Espero que mejore la situación , por el bien de todos.
Mónica.

Mamen O. dijo...

Pues sí McM y Mónica. Yo también estoy como vosotros, con reticencia ante estas energías y estos experimentos que se hacen por el mundo. Como se dice en Andalucía, tengo "las carnes abiertas".
Esperemos que todas esas mentes privilegiadas que cobran mucho dinero por pensar lo hagan para hacer el bien.
Besos

JCR dijo...

Escuchando una de la noticias en la radio del coche sobre Japón, explicaban el motivo del comportamiento Japonés, cuando tienen una desgracia el lamentarse, quejarse, sólo agravaría la situación, la mejor postura es llorar en la intimidad, pero en el exterior colaborar y mostrar la mejor cara para intentar beneficiar la situación, desde luego todo un ejemplo.
Espero que piensen en energías alternativas y sobre todo en nuestro País que las tenemos.
Buen fin de semana.

Mamen O. dijo...

Qué actitud más encomiable y más difícil de cumplir. Creo que hay sentimientos que se pueden disimular pero la tristeza, la desesperación más absoluta...que complicado. Ojalá no tengamos que vernos nunca en una situación así.
Feliz fin de semana JCR.

Mar dijo...

Hola. Yo quería comentar que estoy en contra de las centrales nucleares porque con tanto avance a final vamos para atrás.
Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1