martes, 26 de junio de 2012

OLER EL MAR


El verano ha venido a instalarse en mi tierra tomando la forma de un viento de levante cansino que me tiene el cuerpo desbaratado.
Se nota en la laxitud de los brazos, en la dejadez de movimientos y en una especie de desazón que no sabes a veces identificar y que a los viajeros inusuales que no son de los contornos les hace creer que han entrado en una especie de depresión profunda o que se ha apoderado de ellos un tipo de enfermedad febril que los tiene bajo mínimos.
Pero sólo los de aquí sabemos que no, que no hay virus que valga ni maleficio que se precie y que esto que sentimos se resume en una frase muy de madres y de abuelas que sentencian un día como hoy diciendo: estoy lacia.
Y con este estado de ánimo, este calor pegajoso y un viento árido que se cuela en forma de polvo por todas las rendijas, andamos cada cual haciendo lo que tenemos que hacer siempre: trabajando el que trabaje, limpiando la casa que nunca lo está suficiente, estudiando exámenes finales o cuidando del familiar enfermo.
Así seguimos, luchando en el lugar donde se acabaron las oportunidades y donde supongo que en breve sólo quedarán ancianos y aquellos afortunados que tengan la suerte de mantener su puesto de trabajo estable.
Hace unos días fui a una reunión de padres al Instituto de mi hija. Se suponía que iban a explicarnos las opciones que los niños podían coger para continuar sus estudios: opción 1 para los de Ciencias, opción 2 las Humanidades y en tercer lugar que no el último, aquellos estudios que incorporan Tecnología e Informática, destinado a los chavales que se decidan más por un Módulo (lo que en nuestros tiempos era la FP) que por el Bachillerato.
Pues la verdad es que fue descorazonador escuchar decir a la Orientadora Escolar que se había quedado sin argumentos, que cuando los niños acudían a ella a preguntarle qué deben estudiar, qué es lo que tiene salida, ella tenía la obligación de contestarles con sinceridad que ahora mismo no hay nada que tenga salida, que tienen que seguir estudiando lo que sea y nada más.
El día que mi hija termine de estudiar, dentro de unos años, aunque España haya remontado el nublado que ahora mismo tenemos encima, su generación tendrá que competir con gente que llevará esos mismos años formándose, estudiando porque trabajo no hay. Los doctorados están llenos a rebosar de Licenciados que han acabado y no ven otra salida que seguir en el mundo académico de esa forma o comenzando una segunda carrera, mientras esperan que se desate el nudo que nos tiene amarrados los presupuestos, las posibilidades y el futuro.
Hay algo en este levante que sopla y en este cielo gris que hoy nos cubre que no me gusta. Me habla de malos tiempos y de miserias cercanas, mientras las noticias siguen vomitando corruptelas, financiaciones ilegales y vidas lejanas, disfrutadas a todo tren. 
Hay algo en este calor que este año me parece insano y a diferencia de otros veranos no me deja oler el mar.
Esperemos que, al menos, España gane la Eurocopa.

9 comentarios:

Manolo dijo...

Es cierto Mamen, hoy el día está gris y meláncolico. Tan apático que no parece verano. Ya sólo nos falta que el tiempo se una a ésta gran depresión para terminar de fastidiarlo todo.
No nos queda otra que esperar a que salga el sol con fuerza y que pasen pronto los nubarrones. Dicen que nada es para siempre.

MARTA dijo...

Hola bella pues ya me dejas pensando .. Por aquí es al revés casi todo el tiempo lloviendo nublado mucha humedad la gente mayor se queja de dolor de huesos... La crisis pues di un gran problema... Para todos y España claro que ganara!!! Hay que ser optimista jijiji muackkkk BOMBOM mío

Marcos dijo...

Esta claro que lamentablemente en los tiempos actuales, y en la mayoría de los casos, el terminar una carrera sirve para saber de qué estás parado.
Yo he pasado 4 veces por esa disyuntiva de ¿que voy a estudiar?, una por cada uno de mis hijos. Lo que yo he hecho ha sido pagar un gabinete de psicologos, no el del colegio o instituto, para que estudiaran lo que de verdad deseaban. Uno no quiso estudiar, y tres decidieron carrera, y aun con dificultades iniciales, están trabajando y se defienden.

Mamen dijo...

Es verdad que el día está raro. O quizás sea verdad que la que me siento rara soy yo, desbordada completamente por tanta mala noticia de prensa que parece irreal y de gente conocida, y esa sí que se palpa, que está en un mal momento. Gracias por los comentarios.

Lola velasco dijo...

Es lógico que hoy tengas la moral baja, has ido al colegio con la ilusión de seguir formando el futuro de tu hija y la profesora os dice que da igual lo que estudien si no hay salida laboral,la ha quitado de un plomazo. Todos sabemos que es cierto pero como ahora no tiene edad de trabajar, solo de estudiar y tiene la "ventaja" de no tener que buscarlo ahora mismo, cuando llegue el momento estará formada, si no aquí, fuera, pero llevará bajo el brazo el esfuerzo de éstos años.
Un beso.

Encarni dijo...

Hola Mamen, pues sí que yo también estoy lacia, con esta ola de calor, el levante, el nublado que me nubla la mente y el ánimo, y las noticias, ay las noticias! Creo que Urdangarín y su prole se lo están pasando bien en ese hotel de lujo, a ellos no les afecta el Levante ni la calima, no se les veía lacios a ellos, no señor.
Malas noticias las que te han dado en el instituto, un panorama desolador, pero como tú dices la mejor ocpiòn es seguir formándose, cuando tu hija acabe sus estudios ya veras como se empieza a ver algo de luz entre el nublado. No hay que desanimarla, si puede elegir, que estudie lo que le guste. Un abrazo ,

Encarni. dijo...

Mamen, a pesar del panorama, no podemos dejar que nos priven de disfrutar de algo tan bueno que tenemos aquí en este rinconcito de Andalucía y que sé que tú aprecias tanto como el olor del mar, así que vale que por un día o dos estemos de capa caída, pero al que hace tres hay que coger fuerzas y respirar bien hondo esa brisa marina que tenemos aquí, de momento no nos cobran por ello... Podemos seguir disfrutando de nuestras pequeñas cosas que seguimos teniendo al alcance de la mano. Un abrazo.

JUAN dijo...

La verdad es que causa desánimo escuchar eso de parte de quienes deberían animar a estudiar; ¿pero qué quieres que digan los maestros si el Gobierno y la Junta aníman a los titulados a emigrar al extranjero porque aquí no son capaces de crear empleo? Seremos los jubilados quienes nos encarguemos de mantenerlos mientras podamos.
Si nos dejan.
Porque ya están hablando de recortes de pensiones y copagos.Un beso, y disfruta de esa hermosa playa. La foto me encanta. Un beso

Mamen dijo...

Como dice Encarni, y lleva razón, no puedo dejar de oler el mar porque todavía no nos cobran por ello...ja,ja. Creo que sí que eso es lo que voy a hacer, a ver si da tregua el levante, irme a respirar brisa del mar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1