lunes, 4 de junio de 2012

RETRATANDO LA VIDA

Anda el amigo Juan preocupado porque es verdad que llevo unos días sin publicar. Le contaba yo en un comentario que he estado estos días un poco liadilla por una serie de eventos. 
Por una parte, mi amiga Lourdes Márquez, arqueóloga e historiadora concienzuda ha publicado un libro que se llama "Recordando un olvido", sobre una época de la Historia de España y en concreto de la Historia de Cádiz muy controvertida como fue la Guerra de la Independencia. Así que he estado invitada a la presentación de la obra y he ido a su  firma en La Feria del Libro, en primer lugar porque es amiga con mayúsculas y en segundo porque ha tenido el maravilloso detalle de mencionarme, con nombre y apellidos, en un apartado destacado de la dedicatoria.
Además, estos días también se han movido alrededor de un nuevo proyecto que me ha hecho mucha ilusión. Un grupo de personas, periodistas y gentes que se mueven en el tema de la escritura y de los blogs, me han ofrecido la posibilidad de colocar una columnita de opinión en una página web, asociada a una radio que se está formando en internet.
Mi sección se llamará "Retratando la vida" y en ella me van a dar la oportunidad y la libertad de expresarme como lo hago aquí, de contar mi versión de lo que veo o de lo que siento sobre el mundo.
Aprovecho para dejaros a modo de ensayo y aceptando, por supuesto, sugerencias, la primera posible entrada para la columna. Como veis se llama como la sección y me gustaría que fuerais vosotros los primeros en darme vuestra opinión. 
Gracias por echarme de menos.



RETRATANDO LA VIDA

Algunas veces he pensado que hay algo de mágico en el instante preciso en que haces una fotografía, en el momento exacto en que te asomas al visor de la cámara y tomas la imagen de la pequeña parte del mundo que te rodea.
De repente, al dejarla para siempre impresionada en la memoria digital del aparato, esa minúscula porción del espacio toma la importancia que sólo tú le diste, se hace grande y se aísla para siempre de aquello que le rodeaba y que ahora ya nadie recuerda.
Creo que de alguna manera, eso es lo que hacemos casi siempre con la vida. La pasamos por la lente graduada de nuestras gafas de cerca y olvidamos que todos somos una parte pequeña de una imagen panorámica, todos recibimos desde distinto lugar la luz y observamos el mundo con sensores diferentes.
Entiendo que a veces es difícil comprender que lo que para mí luce blanco inmaculado, para el que está justo a mi lado se tiñe de un negro intenso y ese fondo rosa claro que me encanta, para él no es más que gris. Y por eso hay que tener siempre en cuenta, que las imágenes que cada uno sacamos del momento, están distorsionadas por la propia conciencia y la intención que decidimos darle.
Creo que en el fondo escribir no es más que eso, escribir es mostrar sin tapujos y sin estridencias, cómo es ese trozo de mundo que observo a través de mi lente, qué es lo que marcó mi forma de entender la vida para haber fotografiado exactamente ese ángulo.
Y esa es mi intención cuando ando por aquí, ofrecer a quien quiera oírme una versión particular de un universo al que observo perpleja, una mirada introspectiva al movimiento con el que se cocinan los sueños.
Retratar la vida es retratarme a mí misma para contaros, desde un punto de vista personal, por qué hay tantas cosas que me gustan y a la vez tantas que no entiendo. Y tengo que reconocer que son muchas las veces en que tomar una fotografía de lo que está pasando, se me hace doloroso porque no me gusta lo que veo.
Quedáis emplazados a esta particular sesión de fotos. Os espero, como siempre, en la aventura de tomar una instantánea al sentimiento.


8 comentarios:

Manolo dijo...

Un retrato maravilloso. Espero que tengas la oportunidad de seguir retratándolo todo a tu alrededor, durante mucho tiempo, con esa fantástica cámara con la que la naturaleza te ha obsequiado. Enhorabuena.

Mamen O. dijo...

Gracias. Cuando me propusieron la idea, me dije si lo hago en el blog..por qué no en otro sitio y bueno, ya veremos.
Además probablemente use las mismas entradas del blog porque el espíritu es el mismo.
Un saludo

JUAN dijo...

¡Te felicito, Mamen!
Me encanta la entrada con que vas a iniciar tu nueva andadura como articulista de Opinión, mostrando tu punto de vista sobre lo que sucede a tu alrededor.Que tengas mucho éxito. Un beso

geli dijo...

Mamen tendrás que poner un enlace para que tus seguidores, podamos también "controlarte" en tu nuevo espacio.
¿Se podrá comentar también allí?, ya que nos hemos aficionado a decir siempre algo tras leer tus entradas, lo mismo nos puedes hacer sitio también en este lugar para que sigamos opinando.

Anónimo dijo...

Esto es la pequeña rendija que verás como te abre la puerta que sin duda te está esperando.
No sabes cuanto me alegro.
Ani

Mamen O. dijo...

Gracias Juan y geli por comentar y se como siempre tan buenos conmigo. Pero, en especial, me gustaría agradecer el último comentario porque sé que es de alguien a quien no le gusta nada internet pero que hace el esfuerzo de entrar, siempre de forma discreta y en silencio para leerme y que hoy incluso se ha atrevido a dejar un comentario para expresarme sus buenos deseos. Espero que te hayas leído el libro, ¿eh? que nos vemos en la próxima cita con la lectura.
Besos

MARTA dijo...

Felicidades a las dos... Yo ya te lei el otro día tu primer relato y me encanto... Tu forma de trasmitir esas sentimientos... Solo te puedo decir a ti y a los blogueros que estoy contentísima de haberos conocido por medio al blog... Te deseo muchísima suerte en tu nuevo proyecto y a las demás compañeras Lola, Silvia... Besazo mi niña

Encarni dijo...

Enhorabuena de corazón Mamen por este proyecto, felicidades!!!!!.

Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1