miércoles, 26 de diciembre de 2012

El Interludio

Bueno, ¿qué? ¿qué tal ha ido la Navidad?
Espero que vuestra armonía familiar siga intacta después de la cena (la mía bien, gracias), porque estos días he estado leyendo en algunos blogs a los que sigo, verdaderas tragedias griegas en relación a la reunión familiar a la que han asistido el administrador o alguno de los amigos que dejan comentarios.
Uno que piensa que la Navidad es esa fecha ñoña que te coge así como tierno y con ganas de abracitos, pero resulta que al parecer, algo debe tener la luz de las velas o el humerío de los petardos que los dichosos niños no paran de tirar con saña, que hace que la gente afile los cuchillos y utilice la cena del 24 para poner en su sitio a la suegra o pararle los pies, de una vez por todas, al primo del primo, al que por error alguien sentó a tu lado.
Pues, chicos, aprovechad el interludio porque ya está aquí la fiesta de fin de año y esa es peor. Ahí no sólo hay cena y charla de sobremesa, ahí está el del gorrito que quiere por fuerza parecer simpático y el de la música machacona que te obliga, sí o sí, a meterte en la fila de la conga.
Yo os aconsejo que vayáis preparando la mente: respiraciones prolongadas, algo de meditación y sobre todo, y esto ya no es broma, que entréis en el nuevo año con muchas ganas de pasar un buen rato. 
Por cierto, no os olvidéis de cerrar los ojos y pedir un deseo. A veces, algunas veces, los duendes andan cerca y se sienten dispuestos a cumplirlos.
Muchos besos a todos.

6 comentarios:

Chari dijo...

Como todo en la vida nos tenemos que proponer y esforzarnos, en hacer ese rato bueno y bonito, en pasar un poco por alto lo que no nos gusta y en disfrutar todo lo que podamos aunque sea con la conga o con la pandereta.
Lo malo viene sólo lo bueno hay que buscarlo.
Os deseo que tengáis FELICES MOMENTOS

Francisco Arsis dijo...

Al final todos, o casi todos, procuramos disfrutar lo mejor posible en este día, sea como sea. A mí, personalmente, siempre me ha gustado la nochevieja, y guardo buen recuerdo de todas las pasadas. En fin, a disfrutarla se ha dicho, y "Feliz Año Nuevo 2013" :o)

Marcos dijo...

Sugieres que entremos con los ojos cerrados. Es un poco arriesgado, pero porqué no.
Seamos como niños, y comámonos el mundo. Adelante 2013.

Mamen dijo...

Venga, comámonos el mundo al menos durante el tiempo que duren las campanadas. Dicen que todo depende del color del cristal, así que propongámonos teñirlo del rosa de las ilusiones o del verde de la esperanza, a ver si a fuerza de desearlo, conseguimos al menos un poquito de la felicidad.
Suerte a todos y feliz año nuevo

Trinity dijo...

Hola Mamen, pues llevas razón, la cena de Nochebuena se puede prestar a ser una tragedia griega, así lo esperaba en mi caso, pero afortunadamente, debió aparecer algún duende y todo fue fenomenal.

Creo que en Nochevieja es más fácil pasar ese ratejo, como luego te puedes ir corriendo a una fiesta, da menos pie a entrar en "discusión".

Nunca lo he hecho, pero tu entrada me ha dado una idea, y voy a hacer una lista con 12 deseos para cuando me coma las uvas, y según vaya ingiriendo, leeré cada deseo para que se haga realidad.

Gracias por todos los consejos que das para meditar, relajarse y respirar, los necesitaré a lo largo del año.

Que tengas una Feliz Salida y Mejor Entrada, Próspero 2013.
Saludos cordiales.

Lola velasco dijo...

Si, mi tragedia griega se quedó en paz y armonía después de todo, eso es parte de la magia de la Navidad que aunque deberíamos de estar siempre en armonía todo el año, por lo menos que unos días hagamos todos el esfuerzo de trasmitirnos amor. Me encanta pasar por tu simpático, entretenido e interesante espacio
¡Feliz 2013 mi querida amiga! Que sea de los mejores de tu vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1