jueves, 6 de diciembre de 2012

Estoy aquí

Bueno, ya estoy aquí.
Sé que algunos de vosotros me habéis echado de menos, lo sé porque me lo habéis dicho, incluso con regañina incluida (con mucha gracia) de una asidua a la tertulia. 
Pero es que, como ya os conté y no quiero volver a ponerme pesada, esta ha sido una semana distinta, con entrega de premio en medio y mucha, muchísima emoción.
Un poco al hilo de la entrada anterior y canturreando por lo bajo la cancioncilla que se me ha quedado pegada, os diré que en esta semana he sentido que de alguna manera los sueños cumplidos son tangibles, se pueden tocar con los dedos y si, como dice el estribillo eres capaz de comértelos enteros, os aseguro que dejan sabor en el paladar del corazón.
Supongo que como los sueños son personales e intransferibles, cada uno tendrá una forma diferente de sentirlos. En mi caso, por esta adicción al dulce de la que ya hablamos otra vez, a mí este sueño en concreto que se materializó el martes con placa de plata y aplausos, ha tenido una cantidad de matices tan distintos al final del paladar que ya han pasado varios días y a pesar de todo, tengo la sensación de seguir apreciando la exquisitez de los sabores.
Está esa sensación dulzona que deja la miel que siempre te proporciona el cariño incondicional de la familia, la mía propia y por supuesto, la que llegó por matrimonio y con la que comparto un cariño amasado con el tiempo, además del apellido de mis hijos. Esos, unos y otros, siempre están ahí. Su sabor es tan natural y tan puro que parece que la colmena ha sido abierta hace sólo unos minutos, para que el néctar pueda ser saboreado por esta mortal que os escribe.
Pero es que luego está la sensación de la amistad. Uf! esa es capaz de hacerte vivir como un niño en una tienda de golosinas. Son tantos los sabores y tan distintos, que para una golosa como yo, el rincón donde atesoro las sensaciones que son comestibles, se queda ahíto y satisfecho para siempre, a pesar de la glotonería.
Y es que los amigos saben a chuches porque cada uno es distinto al otro y te lo demuestran a su manera, con la exquisitez de la fresa chicle del que llama por teléfono para decir felicidades, con el olor a vainilla del mensaje cariñoso al móvil o al correo; o con el aroma afrutado y delicioso del que deja tímidamente un "me gusta" o un mensaje en facebook, porque sabe que sólo hace falta ese gesto para que yo sepa que están ahí y que se alegran de veras.
Bueno, luego están las de todos los días, las locas que me aconsejan a las nueve de la mañana sobre el abrigo que queda bien para acudir a un evento de este tipo o las que aparecen de repente, cámara en mano, para cubrir a modo de periodista de cultura el momento de la entrega y del recuerdo. Esas tienen mención especial porque son la tarta de chocolate con relleno de fresa con la que deliro en los días de dieta.
¿Qué puedo deciros de vosotros? De mis amigos incondicionales y compañeros de blog, unos conocidos y otros a los que ni siquiera pongo cara y que formáis un paquete de caramelos surtido, a los que voy descubriendo con sorpresa cada vez que un comentario con ruido a celofán se deslía.
Sólo puedo decir: GRACIAS A TODOS.
P.D.: Seguramente estaréis pensando que a veces los sabores también son amargos, porque claro siempre quedan los otros, los del ¿y a mí qué me importa? o ¿qué se habrá creído ésta?, incluso "el premio se lo habrán regalado"...seguro que también los habrá habido. Pero es que mi teoría es mentalmente muy simple: existiendo como existe el dulce ¿para qué quiero yo el amargo? Anda hombre.....

16 comentarios:

MARTA dijo...

Bella no se que premio habrás recibido pero MUCHÍSIMAS FELICIDADES!!!! Sea lo que sea te lo mereces s seguro... Entrare en tu muro o léete más entradas porque yo con la duda no me voy a quedarrrrrrrrr muackkkkkk jijijiji
Ahora ya lo se, tu te mereces esto y mucho mas besazos de corazon

Lola velasco dijo...

Me has dejado con la boca abierta, qué texto más bonito, tu forma de expresarte me maravilla de verdad. He sentido como la sangre iba más rápida cuando al entrar en facebook he visto tu foto donde me ha agradado enormemente ver tu cara la que casi no conocía pero supe que eras tú, estás sonriente portando un premio, que no se sobre qué es y corrí hasta aquí para averiguarlo y aún no se. Celebro contigo tu felicidad y voy en busca de tener ésa información.
Besos y abrazos.

Mamen dijo...

Hola a las dos y gracias.
He ganado un premio literario en mi ciudad. Se trataba de un certamen sobre Igualdad de oportunidades de la Fundación de la Mujer y se me ocurrió escribir un relato en homenaje a mi abuela que vivió una época en la que era muy difícil ser mujer.
El martes fue la entrega del premio con placa, padres emocionados, etc,etc. Llevo una semana muy bonita, recibiendo llamadas y mensajes de amigos y de familiares que me emocionan. Por eso quise escribir esta entrada para ellos y para vosotros que me endulzáis la vida.
Bueno, además tengo que deciros, no es menos importante, que el premio son 600 eurillos que no vienen nada mal.
Un beso y por supuesto, tenéis que sentiros las dos aludidas por lo que digo porque va tambien por vosotras.

NuriaLourdes dijo...

Holaaaaaa Mamen, qué alegría pasar de nuevo por aquí. Me ha encantado el positivismo y alegría de tu post, es contagiante la frescura que irradias y ello se valora.

Decirte también que te felicito por tu premio, la constancia y perseverancia, son factores importantes para conseguir todo lo que nos proponemos.

Disfrútalo mucho, y ya que hablas de sabores, imagino el sabor que tendrá... ummmmmm... delicioso verdad?

Cariños y cuídate mucho.

Manolo dijo...

Enhorabuena de nuevo. He tenido la oportunidad de leer el relato y por supuesto que te mereces el premio. Me gustó mucho.
Menos mal que los tiempos que describes ya no volverán ¿o quizás sí?
Un beso con sabor a caramelo.

Mamen dijo...

Sí, Manolo, tú eres de los poquitos que han leído el relato porque lo leíste antes de que lo mandara al concurso, y mira por donde, gustó al jurado. Pues voy a mandarte unos cuantos con los que ahora voy a concursar a ver si es que me das suerte...ja,ja.
Nuria Lourdes, muchas gracias por tu mensaje tan amable y por pasarte por aquí.

sickofhell dijo...

Enhorabuena por tu premio. Me gustaría leer ese relato tuyo. Una entrada muy bonita y muy bien expresada donde dejas el texto impregnado con tu alegría y positivismo. Un besazo y gracias por tu comentario en mi blog. ;)

Arnedo dijo...

Mi más sincera enhorabuena por tu premio! :)

Un saludo,

Jose

primu dijo...

Enhorabuena, te lo mereces, siempre has escrito "en la intimidad" (como Aznar) y nunca has dado opción a que se te reconozca el buen trabajo realizado, en todo caso se le ha reconocido a la persona a la que has escrito en su nombre (creo que ya he dicho que gané el primer premio de un concurso por un cuento de navidad que escribiste por mí). ENHORABUENA

Mamen dijo...

Muchas gracias Jose por tu felicitación y bienvenido a la tertulia.
Hombre, primu, cuánta razón llevas. Yo escribía en la intimidad mientras José Mari aprendía catalán...ja,ja, desde luego...

geli dijo...

Creo que te has comido el primer bombón de una gran caja (y me da que va a tener al menos dos tandas). Enhorabuena por haber conseguido abrirla, el siguiente bombón ya es mas fácil de conseguir. Ahora, poco a poco eh! no vayas a coger un atragantón y nos dejes abandonados...

Towanda dijo...

Hola Mamen, me uno a tu alegría por el premio.
Todo lo que sea luchar por la igualdad de oportunidades es algo que valoro y que secundo.
Desde donde yo estoy (en mi trabajo y en mi vida diaria) también lucho por la igualdad de oportunidades y no discriminación para las personas con discapacidad, así que en cierto modo somos colegas.

Eres fantástica y me encanta como cuentas las cosas.

Un beso y a seguir luchando.

Pd: A propósito, ¿dónde puedo leer el relato?

Mamen dijo...

Gracias geli porque eres de las incondicionales.
Gracias Towanda. El lunes voy a preguntar a La Fundación si van a publicar el relato porque en el momento que gané, es suyo a los efectos de publicación y difusión. La verdad es que tengo a mucha gente queriendo leerlo, ya que el relato es un homenaje a mi abuela, así que figúrate la familia. A ver si me dice la organización del concurso si se va a poder leer.
Besos

JUAN dijo...

¡Hola, Mamen!Una entrada maravillosa, haces de cualquier texto una obra de arte.
Sólo el PD hace sombra a tan excelente artículo, yo lo eliminaría, que piensen lo que quieran los que no estén contentos.
Te pido perdón por mi abandono, he estado liado, con visitas por el puente, y también he salido de viaje y he permanecido desconectado de internet estos tres o cuatro días. Espero ponerme al día con los blogs y el correo. Un beso

JUAN dijo...

¡¿DÓNDE ESTÁ ESA FOTO TUYA CON EL PREMIO DE LA QUE HABLA LOLA VELASCO, POR DIOS?!

Mamen dijo...

Hola Juan.
Ya te echaba yo de menos. Sé lo que quieres decir con lo de la PD, pero está puesto con toda la intención. Esa parte no pone ni quita absolutamente nada a estos días tan bonitos que he vivido, pero ¿sabes qué? Me encanta que ellos sepan que sé que existen y que no me importan absolutamente nada. Ja,ja...es mi pequeña venganza.
En cuanto a la foto, está en facebook.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1