sábado, 9 de marzo de 2013

Mairena del Alcor

El pistoletazo de salida en la promoción de la novela comenzó ayer en Mairena del Alcor. Tengo que confesar que yo nunca había estado allí, así que a la ilusión de dar mi primera charla de presentación del libro, se unía la sensación de curiosidad por conocer un sitio nuevo.
Mairena me recibió mostrando las dos caras de la moneda, con la que por desgracia nos encontramos en estos tiempos que corren: una parte de la corporación del Ayuntamiento, acompañaba en sus reivindicaciones a un colectivo de trabajadores que, al igual que el día antes aquí en San Fernando, estaban de manifestación luchando por sus derechos. Y otra parte del Consistorio, a la que le tocaba sin duda el lado más amable, tenían montado un festejo simpatiquísimo para celebrar el día de la mujer trabajadora. 
Cuando llegué era el momento de los juegos, del reparto del cafelito y los churros, de la reunión agradable de un grupo de personas, la mayor parte mujeres, que andaban por allí realizando actividades ataviadas con un pañuelo naranja que al final del acto me regalaron de recuerdo.
Enseguida me sentí bien entre ellos, y los que me conocéis sabéis que no lo digo con ánimo de dorar la píldora ni de pretender vender más libros. Lo digo porque es la verdad, porque eran el tipo de gente entre la que no me cuesta nada moverme, el tipo de colectivo que se muestra como es, con la sencillez de la buena gente, donde no hace falta fingir que eres más de lo que se ve,  y donde me fue fácil conectar, tanto con el personal del Ayuntamiento, entre los que me vi reflejada en algunos de los trabajos que he tenido en la vida, como en las personas que estaban allí, que eran el calco sencillo y honesto de mucha gente de mi entorno. Conocí al Alcalde, a la gente de cultura, de la mujer (perdonar si no nombro el cargo de forma oficial, pero tuvisteis la clase de presentaros con vuestros nombres y no con vuestros "rango"), a una bibliotecaria encantadora que estaba deseando catalogar mi libro, a Felix que me presentó, a Rosario de Radio Mairena...en fin, a un montón de personas comprometida con su ciudad, con muchísimas ganas de hacer cosas y con las que en un ratito, y por esa habilidad que tenemos las mujeres para encontrar un punto en común,  acabé hablando de padres y de hijos, de crisis...de la vida. 
Me dejó atónita lo que pasó durante la presentación. Vi el ambiente festivo, los juegos, el café entre amigas, y al principio no pude dejar de pensar que para ellos, el momento en que yo me sentara allí a hablarles de un libro que no conocían y de una historia ajena, podría ser incluso una sensación de agua fiestas, de corte incómodo en sus actividades. Pero me sorprendió sobremanera que sólo empezar a hablar, aquellas personas a las que tenía delante, guardaron un silencio respetuoso, acompañado de miradas cómplices o de movimientos de cabeza cuando compartían aquello que yo les decía.
Después de media hora de charla en la que incluso hubo alguien que me pidió que bajara el micrófono porque no me oía bien, aquellas personas me aplaudieron, me hicieron preguntas sobre ese blog del que yo había hablado y tuvieron la generosidad de comprar mi libro.
Cuando llegué a casa, una de aquellas mujeres había dejado un comentario en la parte del blog dedicada a la novela, para desearme suerte y contar su sensación sobre aquello que parecía que iba a ser un discurso y que se convirtió en una charla cómoda y amena.
Mairena del Alcor se me ha metido en el alma, de eso podéis estar seguros. No tengo ni idea de si la novela se venderá o no, de si algún día dentro de unos meses, alguien se acordará de que os espero a la sombra de los tamarindos, pero ahora sé que en la biblioteca de vuestra ciudad hay un trozo de mí para siempre y que en la memoria de esta aspirante a escritora hay un hueco lleno de sus gentes.
Gracias Mairena, os llevaré siempre en el desván del corazón.

9 comentarios:

Mónica dijo...

Jolín, M. Carmen, cuánto me alegro. Verás, no voy a poner un gran comentario, pero no podía pasar de largo sin decirte lo que me emociona ver cómo se reconoce tu valía. Los que te conocemos "de antes" sabíamos que un día u otro tenía que llegar este reconocimiento, y también sabemos que no es lo más importante para ti. Pero te lo mereces, y aquí está. Gracias a Mairena del Alcor por recibirte así. Un beso, guapi.

Marcos dijo...

Mamen me alegro mucho por tí. Empiezas a ser famosilla. Que esto te dé ánimos para seguir haciendo lo que gusta. Tu llegarás.

Miguel Ángel Reyes Oliva dijo...

Sólo decirte que me alegro un montón "doña", te lo mereces y vas a ser la culpable después de mucho tiempo que vuelva a leerme un libro y deje de lado los tutoriales tecnológicos o cualquier otro escrito de esos que me gustan a mí leer.

Mamen dijo...

Así que "doña", "famosilla"...ja,ja...mucha guasa veo yo por aquí. Ya veréis cuando salga en la tele y no os salude por la calle...ja,ja.
Gracias a todos por vuestros buenos deseos.

Manolo dijo...

Enhorabuena por la novela y me alegro que te haya ido tan bien en su presentación en Mairena del Alcor.
Cuando vayas a la tele seguro que no vas diciendo "Yo he venido aquí a hablar de mi libro y no se está hablando de mi libro..." Jajaja

Ani dijo...

Ilma. Sra. Novelista: me alegro mucho de que te fuera tan bien en Mairena. Es el punto de partida, de aquí en adelante todo será hacia arriba. Verás en cuento empiece a funcionar el boca a boca (el mejor marketing que jamás se haya inventado), venderás miles de libros. En fin, nosotras (las no Ilmas.) te acompañaremos siempre.

Mamen dijo...

Gracias Manolo, gracias Ani. Así que Ilma. ¿no?
Ya os arrepentiréis de esta guasa cuando sea tenga el yate y no os monte. Je,je.
En serio, fue una experiencia muy bonita. Enseguida me sentí a gusto con la gente de Mairena y pasé una mañana muy bonita. A todo el mundo, eso es humano, le gusta sentirse protagonista, aunque sea por un día, y en Mairena me sentí agasajada, me invitaron a desayunar con ellos, me enseñaron un edificio maravilloso donde aúnan el teatro, la biblioteca, salas de estudio...bueno algo increíble. Pero además todo con la naturalidad y la sencillez que a mí me gusta. Así que...una experiencia para recordar.

Lola velasco dijo...

Eres de esas personas que mientras más conoces más guapa la descubres. Tu sencillez y claridad sumado a tu modo de ver la vida de manera tan certera te hace especial. Me hubiese gustado muchísimo haber ido a Mairena para verte, quiero que me avises cuando presentes tu libro en Sevilla,me encantará comprar el ejemplar firmado de tu puño y letra y darte un buen abrazo.
Un beso muy grande.

Mamen dijo...

No lo dudes Lola. Cuando presente en Sevilla te llamaré para conocernos en persona. Un beso y gracias por tus palabras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1