sábado, 24 de enero de 2015

Desamor

Hay días que siento la imperiosa necesidad de escribir. No puedo explicar el motivo. Es algo que no entiendo, como el desasosiego, la antimateria  o las derivadas matemáticas. Entonces me siento y ensayo cualquier ejercicio. A veces busco una palabra, un sonido o un vacío para dejarme llevar. Hoy la palabra ha sido desamor y sin quererlo, ha surgido este trocito de sentimiento. Os lo dejo.
Ah...antes de que haya llamadas de susto o mensajes de tristeza, que quede claro...no es autobiográfico...(risas)...¿mi marido?, bien gracias....jajajaja

Desamor

"Tengo que desconectar de ti", le dije emulando la frase de una de esas películas que a mí me gustaban y él detestaba."Tengo que tomarme un tiempo", volví a hablar de nuevo, mientras sentía claramente al desamor rechinando los dientes.
Ahora, cuando amenazan los recuerdos y duelen como clavos las certezas, sé que fue él quien paró el tiempo en aquel terrorífico segundo, y que soy yo la que anda masticando por racimos las tristezas.

4 comentarios:

La Griega de AndaluCái dijo...

Como se puedeN hilvanar las palabras de tal manera. Destripar con esa sutileza, laS entrañaS del desamor.

Encarni de la Cruz dijo...

Hola Mamen! Menos mal que has aclarado que no es algo personal, de lo contrario ya estaría con un mensaje privado dándote ánimos y mi apoyo, si es que escribes con tanto sentimiento y con palabras tan certeras que parece que te esté pasando a ti, y gracias a Dios, nada más lejos de la realidad. Sin duda alguna, entre otras muchas virtudes tuyas, la empatía te caracteriza.
Muchos besos.

Juan Pan dijo...

Muy bonito y cierto a la vez. Hay un dicho que dice " Por la boca muere el pez", y a veces ocurre que lo que le hacemos a los demás nos cae encima.
Conozco a una persona que le vendría bien leer tu relato, a ver si se lo aplica.
Feliz domingo, Mamen.

Mamen Orcero dijo...

Hola a los tres. Gracias por vuestras palabras y por tomaros la molestia de entrar y comentar.
Encarni, tenía que aclararlo porque es verdad que aunque diga que es un microrrelato, es curioso pero cuando se lee algo (me pasa también a mí cuando leo a alguien), a no ser que sea una novela, siempre vemos algo personal detrás. No sólo lo aclaro por los lectores, es que como entre mi Miguelito le va a dar un "yuyu"...ja,ja,ja. Cualquiera le explica después que es un ejercicio literario...
Bueno, lo importante es que os haya gustado. Estoy segura de que esta entradita va a ser muy visitada. Ya veréis cuando en el enlace de face los amigos vean como título: Desamor...Qué me gusta buscaros las cosquillas...jajajaja

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1