viernes, 22 de enero de 2010

HAITI

Mi propuesta para hoy iba a ser como siempre un tema amable con el que sonreir en pandilla. Pero como tantas veces, la realidad ha vuelto a hacerle sombra a la ficción de las palabras. Y esta vez la sombra, alargada como la de los cipreces, nos ha dejado a todos ahogados en el mutismo que provoca lo horrible.
Haití, que hasta ahora nos sonaba a nombre exótico y país lejano, nos ha llenado los telediarios de imágenes impactantes y de sensación de impotencia.
Y de nuevo, también como tantas otras veces, la humanidad ha dejado constancia de que en el hombre se encierra todo lo bueno y todo lo malo del mundo.
La misma especie que es capaz, por una parte, de matar, agredir o ensañarse con el prójimo por una plaza de aparcamiento, es la misma humanidad que ha vuelto a generar el milagro de la solidaridad y que otra vez me ha hecho creer que no estamos "solos ante el peligro."
He visto bomberos de todas las nacionalidades, voluntarios, soldados, gente muy comprometida que probablemente ya nunca volverá a ser la misma después de volver del infierno, que necesitará muchas noches en blanco para olvidar las tinieblas.
Por esa razón, después de la semana que llevamos, no podía hablar de otra cosa. Valga esta conversación para presentar nuestros respetos a la integridad, a la bondad y al valor de la gente que está participando de alguna manera en aquella tragedia. Gracias de corazón a los que estuvieron en cola en un Banco para aportar unos euros, a los que están en primera fila masticando la desgracia y a todos los que delante del televisor han tenido que enjugarse las lágrimas. Me habeis vuelto a hacer creer que merece la pena la vida.

10 comentarios:

primu dijo...

Si que es verdad que el hombre es capaz de lo peor,como dice una cancion,"...si matas a un hombre eres un asesino,si matas a muchos eres un héroe y si los matas a todos eres Dios",sin embargo hay momentos como estos en los que hasta los americanos me parecen buenos,si usaran siempre su dinero y su perfecta organización para acciones como esta,el mundo sería diferente.Tambien habría que ver quien,detras de esas buenas acciones y desembolso de grandes fortunas,busca otros intereses.Aunque en este caso,mientras que suelten los jurdeles,me dan igual sus verdaderas intenciones.Tambien pienso la suerte que tenemos de haber nacido en un país "rico",donde nos quejamos de que no tenemos un duro,que hay mucho paro o que trabajamos demasiado, mientras que millones de personas mueren de hambre,veo esa foto que has puesto y veo a mi Dani o a mi Pepe pero en negrito y doy gracias porque hayan nacido en el país de los "parados".

mapitas dijo...

Estoy de acuerdo con Primu. Lo que es triste es que haya gente o entidades que intenten aprovecharse de esa marea de compasión y buenas intenciones...léase bancos y corporaciones que ven oportunidades de negocio en la desgracia ajena, y tratan de captar y manejar el cotarro. Y que haga falta una catástrofe para que nos fijemos en las desigualdades que tenemos en el mundo. Y se admiten apuestas sobre cuanto tiempo va a durar lo que ha pasado en Haití en el imaginario popular y en las televisiones.
Siento ser tan pesimista respecto a la naturaleza humana, demasiado tiempo observándola (pensando esto me he sentido al borde de la jubilación, espero que sea porque me estoy dejando barba :-P). Aunque creo que cada hombre es capaz de lo mejor como individuo, desconfío de nuestra forma de actuar cuando lo hacemos "en masa".

Mamen O. dijo...

El día que me enteré de lo de Haití yo había estado en Bahía Sur (Centro Comercial) y venía relatando por la cantidad de coches que había en época de rebajas, porque no había podido aparcar cerca, bueno...por todas esas menudencias por las que solemos relatar a menudo. Y de repente, me sentí tan pequeña que tuve sensación de ahogo. La foto tenía que ponerla porque me impresionó. Creo que yo que soy admiradora de las palabras tuve que caer rendida ante la imagen. Lo que más me impacta de la foto es el gesto de las manos. El abrazo refleja de un manera tan cruda el gesto de cariño del bombero y el de agradecimiento del crío que desde luego el fotógrafo que lo captó merece un premio.

Mamen O. dijo...

Quería decirle a mi amigo Mapitas que me parece que ha planteado un tema muy interesante.
Yo he vivido alguna vez alguna situación de estas en las que es necesario actuar a favor de alguien, por ejemplo un niño se escapa de la madre, y antes de que ésta tenga tiempo de reaccionar, ya hay 3 ó 4 personas que han dado un carrerón para evitar que salga a la carretera. Y lo que pienso es que si quitando los extremos (los héroes y los psicópatas), la gente de a pie es capaz de hacer eso en un instinto, sin evaluar quien es la madre o si va a recibir el agradecimiento a cambio, por qué un señor ejecutivo es capaz de crear una campaña con la meta de sacarle beneficio a una tragedia. Dónde está la línea que divide a un hombre de otro. Eso qué lo produce, ¿el ansia de poder? ¿de riqueza? Entiendo la maldad generada por la necesidad. Alguien desesperado por la pobreza máxima es el caldo de cultivo propicio para la violencia, pero la infringida por una persona sentada en una poltrona con la barriga llena, es difícil de asimilar.

geli dijo...

Mamen en primer lugar me parece muy bonito tu mensaje, yo soy del grupo de las que llevo varios días con los pañuelos de papel y al leer tu entrada he tenido que ir a por uno.

Para colmo de males, lo mas rastrero que he oido hoy es que aprovechando la confusión han raptado a 15 niños que estaban en los hospitales para negociar con ellos. Esto supera incluso a esos empresarios que nombrábais.

Nota para primu: aprovecho este medio para darte un saludito. Se te echa mucho de menos por estos lares. Ya veis (mamen y primu), viernes a las 7:30 y estoy en mi casa, me siento avandonada!!

Mamen O. dijo...

Con respecto a la noticia que comentas, es lo que hablábamos antes. Resulta que por una parte hay muchísimas solicitudes de personas que quieren adoptar niños haitianos, y por otra la recomendación de la ONU es que no se permita de momento por si detrás hay ánimo de lucro y venta de niños. Es alucinante

primu dijo...

Más alucinante aún es que la geli esté a las siete de la tarde en su casa.Ya queda poco para la semana santa y pronto estaré allí.Yo creo que con la situación en la que están,deberían dejar el gobierno a otro país (dígase EEUU que al fín y al cabo son los más efectivos) para reconstruir el país y ponerlo en marcha.

Mamen O. dijo...

Bueno, la verdad es que EEUU es quien ha asumido la función de gobierno en Haiti. Yo particularmente lo veo bien. En estos momentos, con un gobierno y una administración desaparecida, el único país con medios económicos y humanos para poner orden es USA. Para una vez que no están invadiendo algo...

geli dijo...

El problema fundamental es que en Haití no hay petróleo

Mamen O. dijo...

Claro, ese es el problema, que en breve se irán dejándolos en una miseria muchísimo mayor que la que tenían (que ya es decir) y sin las ayudas con las que están medio sobreviviendo. Es verdad, aquello no es un desierto lleno de oro negro. Es un lugar donde la gente es millonaria por tener una vaca (me lo ha contado alguien que ha estado allí). Qué pena.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1