domingo, 3 de enero de 2010

LOS REYES MAGOS

Ya vienen los Reyes Magos (bis)
caminito de Belén...
Cuántos recuerdos y cuántas ilusiones detrás de esa cancioncilla. Cuánta magia y cuánta decepción cuando un día descubrimos que Holanda había dejado de verse y que la copa de anís y el agua de los camellos, no eran más que el atrezo de una noche especial en la que la vigilia y la incertidumbre luchaban por ganarle la batalla al sueño.
Hay tantas historias relacionadas con sus majestades de Oriente como familias existen envueltas en esta creencia. Hay tantas anécdotas alojadas en el baúl de la memoria como personas reunidas alrededor de una tertulia. Queda tanto brillo en los ojos que, al recordar, nos sentimos transportados al lugar donde nacen los sueños.
¿Quién de vosotros no ha echado en falta alguna vez aquella infancia? ¿Quién no daría algo por regresar, aunque fuera un segundo, a esa sensación maravillosa de dejarse llevar por la ingenuidad de la inocencia?
¿Y si fuera verdad? ¿Y si realmente alguna vez aquellas figuras que nos pareció ver entre sombras eran Melchor, el de la barba blanca, Gaspar, el pelirrojo más serio o Baltasar, el rey de la sonrisa brillante?
Os propongo, mis queridos contertulios, que la noche del cinco hagamos un pequeño experimento. Se trata de dejar una copita para nuestro rey preferido y de escribir mentalmente nuestra carta de los deseos.
Sé lo que vais a decir, hombres de poca fé. Pero... bueno, si el experimento no sale y la copa sigue llena, os tomais el licor con el café de la mañana en honor a los buenos tiempos.
Por mi parte, me merece la pena intentar regresar a mi orígen, volver a sentirme una niña y pelear por creer en lo irreal.
Que paseis buena noche y que os traigan muchas cosas los Reyes.

17 comentarios:

primu dijo...

Siento no poder participar en el experimento ya que mi mujer es alcoholica y seguro que deja a Melchor sin anís,yo voy a hacer mi experimento propio,voy a dejar una cartera vacía a ver si amanece llena.SALUD.

Mamen O. dijo...

Míralo. El al dinerillo...sin ilusión..."pos" como tu consorte lea el blog te va a dar en la cabeza no sé si con la cartera o con la botella de anís. Mira que llamarle alcohólica a la madre de tus hijos que la pobre lleva cuatro años que la bebida que tiene más a mano es la leche de continuación.

Anónimo dijo...

Estas fiestas la llamen como la llamen,lo importante que casi todos procuramos ser mas amables,el fin de año del almanaque,trae esperanza al que le fué mal el anterió, yo particulármente me acuerdo de los que no están con nosotros,y ademas siento nostálgia de cuando como una gallina cluéca los tenía a todos bajo mis alas. Pero lo mejor es desear,que todos tengamos un buen año nuevo.

Mamen O. dijo...

Yo comprendo que sientas nostalgia, aunque creo que ahora en vez de gallina te has convertido en avestruz porque donde antes arropabas a cuatro ahora hay ocho

primu dijo...

hola es la primera vez que escribo soy la mujer del primu a mi cuñada decirle que siempre me siento y sentire una niña el dia de reyes porque lo vivo desde muchos meses antes y tu lo sabes y a mi suegro que no tenga nostalgia que siempre estaremos ahi porque se lo merece y nunca perdera a sus polluelos y sino ya me encargare yo de que por lo menos vaya a darle la lata sus mellis jajaj bueno besitos. carmen me ha encantado tomar cafe contigo . a antonio y carmen dijo una copa de anis no cuatro que despues pasa lo que pasa con los caramelos jajaja es bromaaa

Mamen O. dijo...

Hombre...la mujer del primu. Esto sí que está bien porque a este se le deja solo y por la cara te llama alcohólica. Gracias por venir a tomar cafelito y ojalá que los enanos te dejen tomarlo más a menudo. Nada más aportando las anécdotas de tu "mario", de esas que te han dado el título de la mujer con más paciencia del mundo, ya nos reiremos todos un rato. Un beso.

milijm dijo...

Buen temita has sacado Mamen!!!! me tiene este año indignada!!! resulta que al Ayuntamiento de Cádiz no se le ha ocurrido otra cosa que homenajear a un médico brasileño de la residencia otorgándole el digno papel de ser Baltasar. La idea es en principio muy buena porque el tal médico es negrito (con lo cual evitamos responder a la engorrosa pregunta de los críos de por qué tiene el cuello blanco).. pero se saltaron por alto que era enano.. como os lo digo!!!! pero se creen que los niños son tontos!!!! Mis sobrinos, como todos los niños, se quedaron perplejos porque, claro, el año pasado era alto!!!! pero no se dan cuenta que hay que pensar en los niños y no en homenajear a nadie!!!! encima cuando salió al balcón del ayuntamiento empezó a decir que se había quedado pequeñito porque de chico no comía, y que tenían que comer para no quedarse como él. Mi sobrino (de 3 añitos) se quedo poco menos que traumatizado y empezó a llorar como un loco diciendo que quería comer!!!!! desde entonces sólo quiere comer!!! en fin, una anécdota más para los mayores y una pista más para los pequeños... si es que la ilusión de un niño parece que no vale tanto... todavía recuerdo cuando de chica iba a SAn Fernando a ver llegar los reyes en helicóptero al campo de futbol... os acordáis los cañaillas????? esos sí que se tomaban la copita de anis.... me niego a pensar que eran un médico, un abogado y un político.

Mamen O. dijo...

Mili, te hemos echado de menos en esta tertulia. Mira, ha pasado un rato y sigo riéndome con tu comentario de Baltasar porque esto sólo pasa en Cádiz donde parece que vivimos en Carnaval todo el año. Oye, con todos mis respetos hacia el hombre, todo el mundo tiene derecho a ser tratado con normalidad...pero en este caso, sabiendo el cuidado que hay que tener y lo que cuesta mantener la ilusión de los niños, digo yo que habrá otra manera de homenajear a este hombre...es que es alucinante.
Yo recuerdo y todavía se me ponen los pelos de punta, cuando se oía el ruido del helicóptero y los niños se ponían, bueno nos poníamos de pie a gritar y a saludar a los Reyes. Era emocionante.

primu dijo...

Es mas facil de explicar lo del cuello blanco creo yo.

Mamen O. dijo...

Pues, hombre, lo del cuello blanco también tiene guasa porque digo yo que a día de hoy, en esta España multirracial que afortunadamente tenemos, creo que es absurdo que alguien imite a una persona negra, cuando es más fácil que el personaje lo interprete alguien de este color. Es que parece que todavía estamos en esos tiempos en que decir negro sonaba a insulto y a los personajes de las obras de teatro y demás había que "imitarlos" hablando con acento del sur de los EEUU.

Ken Mapitas, aka El Monhe dijo...

Uff, he de reconocer que mis recuerdos de reyes se centran más en los regalos, que en los reyes magos en sí. Supongo que de pequeño no me paraba a analizar quien traía los regalos, sólo en que (y en que no) me traían los reyes...vamos, que supongo que era tela de materialista, o de competitivo, o ambas cosas. Y no recuerdo quedar traumatizado, o siquiera el momento en el que dejé de creer en los Reyes. Lo que más recuerdo es la mañana en que me trajeron el barco pirata de playmobil...¡¡que triste!!

nick_jonas1992brothers dijo...

Aunque ya lo sé todo debo reconocer que cuando me aparecieron toooodas las cosas de "J.O.N.A.S." se me olvidó todo jajajaja me hizo muuuuuucha iluuu =D (mamá que conste que intento escribir bien para aprobar lengua jajajaja, tu ya me corregiras todas las faltas que tenga por que una que otra ha caído jajajaja)
Tee Quiierooo!!
Nick Jonas (Maria por si alguien no sabe quien soy jajajaja)

Mamen O. dijo...

Bueno, bueno. No me puedo creer lo que me han traido los Reyes. Tengo de seguidor del blog nada menos que a Nick Jonas, oigo detrás de mi una risa preadolescente y burlona. Algo tenía que comentar ella que ha tenido unos reyes monotemáticos, todo Jonas. Bueno, si a mi amigo el monje lo que le hacía ilu era el barco pirata (oye, mira tú que premonición, aquí a la seguidora Jonas lo que le hace tilín es cualquier cosa (dicesé cacharro, ropa interior, maleta, escobilla para el bater...) que tenga la cara de los tres panolis (ahora no se rie, se indigna) de los ricitos.
Como diría el castizo: Ay omá

Anónimo dijo...

Gracias Mamen. Da gusto leerte, como siempre.
Algún día tendré que dejar anís y hacer tu experimento para dejar de creer en los Reyes Magos pero, por ahora, es imposible. Yo me limito a comprar montañas de regalos en Carrefour pero la ilusión en los ojos de mis hijas, la alegría de ese despertar infantil te juro que nunca la he comprado yo, viene sola ¿quien dice que no viene de Oriente?
Lucía (Poole, naturalmente) Besos guapísima

Mamen O. dijo...

Lucía, gracias a tí por venir a compartir la merienda. Visto como tú lo ves, la verdad es que lo que importa es la ilusión venga de donde venga. Quizás la gracia de todo esto está en pasar a ser generadores de felicidad que al fin y al cabo es lo que importa. Conociéndote a tí, puedo imaginar lo que le trasmitirás a tus niñas.
Un beso

geli dijo...

yo recuerdo mis reyes, y como tengo buena memoria, recuerdo un año (yo tenía 5 y Mamen 8) y me acosté a las 7:30 con los nervios, (si yo era nerviosa todo el año, para que contar el día 5 y 6). Cuando me desperté en mitad de la noche, la puerta de mi dormitorio estaba cerrada, puse la oreja y empecé a escuchar ruidos... corriendo me fuí a llamar Mamen y ella, - déjame, ya lo veré mañana, y yo venga dar la brasa, que se están bebiendo el anís, que he escuchado las copitas, y Mamen duérmete ya pesá, y la verdad es que no recuerdo que pasó después, supongo que me quedé dormida.

Bueno, y el año que me desperté la primera, como siempre, me fui al salón probé la bici de Mamen, jugué con la muñeca de Chapi (bueno, en realidad me la cargué), y cuando abrí todas las cajas y jugué con todo desperté al primu y a Chapi, (Mamen prefirió dejarlo para por la mañana)y me volví a acostar. La bronca que me cayó al día siguiente.

Mamen O. dijo...

Lo de ese día quedará escrito en los anales de la historia de nuestra familia.
Se levantó y jugó con lo de todo el mundo, la tia. Salió perdiendo la pequeña de las tres porque había pedido una muñeca que traía unas pompitas en el culo, cuya gracia consistía en que cuando le dabas una papilla asquerosa con una cuchara, se le escocía el culito y había que ponerle una crema (paranoia donde las haya). Bueno, pues la señora vio que aquella muñeca tenía unas pompas marrones en el culete y se las quitó con una tijeras. Cuando la otra pobre se despertó por la mañana, el culito ya no escoció nunca y la papilla espesa que le daba salía a chorros por los boquetes que había dejado la otra, donde antes había unos hermosos granos.Fue un día seis complicado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1