lunes, 21 de mayo de 2012

POR EDUCACIÓN


Mañana mi hija está de huelga.
Es la primera vez que ejerce el derecho de manera voluntaria, siendo consciente de que lo hace y no obligada por la decisión tomada por nosotros como en otras ocasiones al uso.
Esta mañana se fue al Instituto con su carnet de identidad, un carnet en el que ya no se reconoce porque cuando se tienen catorce, los nueve años que reflejan las mellas de la foto parecen tan lejanos en el tiempo, que venía contándome las risas que han echado en su pandilla, recordándose a ellos mismos cuando llevaban horquillas, pasaditas o flequillo.
No me ha dado ningún ataque sensiblero de madre ni creáis que he perdido el juicio con el cambio de temporada. Sé que mi hija ni siquiera entendía muy bien a qué se debe la huelga ni por qué es necesario que sea la juventud la que luche por ese resquicio de futuro que si ya estaba negro antes, ahora parece tiznado.
Así que por si acaso, y para que no crea que las cosas salen gratis, ayer durante la comida tuvo que oír mi versión de los hechos, mi opinión directa y sin tapujos de lo que significan los recortes y de lo que puede suponer para ella, conmigo en paro y su padre en una Empresa Privada, el camino que está tomando la Educación.
No me gusta, y se lo dije, que las huelgas se vuelvan vacaciones a pesar de que se lo pida la edad y creo que nunca es pronto para que los niños encaren lo que nos deparan estos nuevos tiempos que corren, que a mí me devuelven el color de una época que olía a rancio, un tiempo en el que ser médico o ingeniero parecía heredarse con los genes, en el que sólo tenían acceso a la gloria aquellos a los que sus padres, por el estatus social o económico, podían pagar el dispendio.
Hoy el pequeño me ha dicho que él va a la huelga también. Debe ser, una de dos, o que le da rabia que la hermana se quede aquí mientras él curra o tal vez, me gustaría imaginar que es así, el mitin de ayer hizo mella y a pesar de los once años, entendió a su manera que es mucho lo que está en juego, y que en una sociedad democrática, sólo se gana en las urnas y haciendo entender a los que lo manejan todo que ellos imponen su ley,  pero lo hacen sin el consentimiento de este pueblo que les paga y que tiene derecho a juzgarlos por sus gestos, por sus palabras y por sus actos.
En fin, mañana huelga de nuevo y esta vez por la Educación. Educación y Cultura, dos palabras benditas que nos hacen seres humanos completos y que curiosamente es lo primero que se recorta cuando nos duele el bolsillo y en cambio es lo que más afecta a las generaciones que vienen. Claro que conociendo el percal, cuando quitas a la gente la cultura, le quitas la capacidad de raciocinio, la actitud crítica y el poder de la palabra bien dicha. Tal vez esto sea en el fondo lo que se busca en las altas esferas, que volvamos a ser lo que fuimos, que volvamos a los toros, al pan y al circo de la España cañí.
Pues que sepan que no han contado con una generación intermedia, con unas madres coraje que fuimos, a pesar de nuestro origen humilde a la Universidad, que aprendimos a leer entre líneas y a expresar opiniones  con una educación pública que a mis hijos les quieren robar. Y estamos todas aquí, dispuestas a luchar por ellos, dispuestas como siempre a transmitirles nuestras sensaciones, como dice el poeta, con la leche templada y en cada canción  

10 comentarios:

Érie Bernal dijo...

Olé!! Excelente entrada!! Suscribo todo lo que dices a pies puntillas. Lamentablemente la huelga no solucionará nada, ni se tomarán en serio las protestas ante los recortes. Ahora más que nunca pienso que la democracia que tenemos es una entelequia provechosa para unos cuantos. La educación nos hará libres!!

Berta dijo...

Muy buena entrada. Estoy totalmente de acuerdo contigo.La educación es lo único que nos hace libres e iguales.Yo también soy hija de un obrero (picador allá en la mina) y fuí a la Universidad; cosa impensable años atrás. No podemos retroceder. Pues mi pequeñín de seis años,después de todas las explicaciones que le dí sobre los recortes, me dice:"pues yo estoy de acuerdo en que nos quiten la educación,así no voy a la escuela...". Un saludo

geli dijo...

A ver si de tanta huelga sacamos algo positivo, porque de momento parece que Rajoy está bien sordo y no se entera de que lo está haciendo muy muy muy muy mal y que el camino que estamos siguiendo es el mismo que ha llevado a la mas absoluta miseria a la mayoría de los griegos. Si no hacemos nada, Europa nos intervendrá, lo que significa dinero para los bancos a devolver por todos los españoles.
Espero que mi hija, mis sobrinos y toda su generación tenga la oportunidad que yo tuve de poder conseguir estudiar, hasta que mi capacidad tocó techo.
Dentro de 10 años, cuando tengamos que ir al médico (tendremos que ir al privado, ya que no habrá público), nos encontraremos con aquellos hijos de médicos que heredan las consultas de sus padres y a los que les han pagado los aprobados, así que como dice mi hija: "Buena suerte, Charly"

Mamen dijo...

Érie, gracias. Me alegro de que te haya gustado la entrada. Es verdad que la huelga no solucionará nada y estoy igual de desanimada que tú con respecto a la democracia, pero ha costado tanto que me niego a dejarme vencer. Como dice Berta la educación es lo que nos hace libres e iguales y no podemos dejar, aunque sea sólo manifestando nuestra indignación y nuestro desacuerdo que nos quiten las cosas sin luchar, aunque como dice mi hermana Geli el gobierno esté sordo. Yo creo que se hace el sordo.
"Hay que perder con clase y vencer con osadía". Charles Chaplin

Manolo dijo...

Yo pienso que si una familia va mal de dinero, lo primero que hace es dejar de pagar las deudas. Supongo que lo último que haríamos cada uno de nosotros sería dejar a nuestros hijos sin colegio y sin comida. Pues justo todo lo contrario es lo que está haciendo el gobierno. Claro que un pueblo inculto es más fácil de manejar y si encima tiene que estar pensando en subsistir, pues ya me direis.

JUAN dijo...

Muy buena entrada, Mamen. Me pregunto qué sucederá cuando se vayan las generaciones y las intermedias, ésas que tú llamas del coraje.
Estoy cansado de ir a manifestaciones contra el paro y contra la crisis (el pasado año fui a tres: dos en Cádiz y una en Jerez)y la mayoría de los aproximadamente mil manifestantes eran grupos de afectados por algún ERE y jubilados. De los más de cuarenta mil desempleados que cuentan tanto Jerez como Cádiz no se veía ni rastro. Pienso que las manifestaciones ya no sirven para nada, se han multiplicado tanto que han perdido el interés de la población. Es lo mismo que cuando una película alcanza un éxito mundial y comienzan a hacer segundas y terceras entregas, la gente se satura de ellas y ya no va a verlas. Los gobernantes saben que pasados tres días la manifestación se olvida y todo sigue igual.
Este sistema necesita de una cirugía profunda, algo similar a la toma de la Bastille. Aquélla acabó con el poder absoluto de los reyes y ésta debería acabar con el poder absoluto del sitema financiero que pasa por encima de gobiernos y humilla y esclaviza a la población. Mientras no se lleve a cabo esa revolución o lo que se dé en llamarla, nada cambiará: nuestros hijos y nietos perderán todos sus derechos y vivirán hipotecados durante toda la vida. El otro día hubo una entrevista en la Sexta al Mayor Zaragoza, coautor de un libro en el que participan José Luis San Pedro, el juez Garzón y otros más.Todos ellos incitan a revelarse, a no admitir pasivamente el atraco de nuestros derechos y libertades por una minoría que nadie ha votado. En fin, que mientras nostros nos calentamos los sesos preocupados por la situación, otros con más necesidad pasan de todo y se dedican a ver el fútbol y los toros en televisión. Mal está el panorama. Besos

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacate@gmail.com

besosss

Emilia

JUAN dijo...

El libro que cito, y que estoy leyendo en estos días, se titula "Reacciona", ya está en librerías, pero también se puede bajar gratis en formato PDF.

"Nos condecen libertad de expresión y nos quitan la libertad de pensamiento", dice José Luis San pedro. Os animo a leerlo y difundirlo

Mamen O. dijo...

Habrá que echarle un vistazo Juan. Yo he estado leyendo estos días uno que han escrito tres autores, entre ellos Alberto Garzón (no el juez sino el de IU) que se llama "Hay alternativa" donde explican que estas medidas de recortes no son las únicas que se pueden tomar ni la panacea de nada, que se están aprovechando de nosotros con el tema crisis.

JUAN dijo...

Ese también lo tengo en mi lector electrónico, aún no lo he leido. El que cité antes voy por la mitad y hasta ahora nada nuevo bajo el sol.
Anima a no consentir lo que está sucediendo ¿pero cómo?. Aún no he llegado a ver ese punto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1