miércoles, 31 de octubre de 2012

Los disfraces de Halloween

A mi me vais a perdonar pero yo sigo sin ver la fiesta esta del halloween.
Y mira que yo soy muy de fiestas, ¿eh?, que no se diga. Pienso que mientras la gente se divierta y durante un rato se vayan de la cabeza los problemas y los malos rollos, todo sea bienvenido. Pero es que, claro, hay que tener en cuenta que esta tradición no es nuestra y que aunque intentemos adaptarnos, pues no puede ser.
Hay algo en los festejos populares a lo que le ocurre como a los acentos. Si tú no eres de Despeñaperros para arriba, tío, no te pongas fino que no das en el clavo ni con una ese. Si por el contrario, no eres andaluz, no lo intentes a la desesperada con la "h" aspirada porque además de parecer una telenovela mala, te van a salir a relucir expresiones como "me tienes toda jarta" que con ese "toda" completo, huele a fraude desde lejos. Pues con el halloween este pasa igual. 
Ahora mismo estaba yo en la ventana viendo pasar a los grupos de chiquillos disfrazados para el evento. Ellos iban bien, claro, primero porque los niños con poco que les hagas están siempre graciosos y porque además teniendo como tenemos al alcance de la mano las grandes superficies y las tiendas Disney donde se importa todo, pues podrían parecer de alguna población de Dakota del Norte, con sus disfraces terroríficos y sus calabazas en la mano. Pero con ellos iban los padres haciendo pandilla. Los crios eran pequeños y de momento me da a mi que no les queda otra. Se ve que por aquello de participar de la fiesta o quizás por eso de que los padres nos volvemos locos por mantener la ilusión de los hijos, iban también disfrazados. Y ahí ya no, ya  la cosa no es igual.
Mira que si hay un sitio en el mundo donde la gente sabe ponerse un disfraz es en Cádiz. No tengo ni que decir que vas en febrero por la calle y seguro que acabas riéndote aunque no te emocione el Carnaval. Está claro que en esta tierra hay mucha gente con arte para darle una vuelta a la parodia y al descaro. Pero en halloween no, mire usted, en el halloween la gente no va bien.( Me refiero, claro, a los halloweeneros callejeros, a los de a pie porque en las fiestas temáticas evidentemente las cosas cambian y hay disfraces de cine).
Yo creo que el tema es que es una fiesta muy triste. En Carnavales se tira de humor y eso cautiva enseguida. Ver a un tío vestido de taza del váter usando de sombrero la cisterna, de tableta de chocolate o de Rajoy pronunciando un discurso tiene su punto, pero qué quieres que te diga, un señor con una careta blanca o con la chaqueta negra del luto antiguo, a mí no me dice nada.
Aquí en mi plazoleta, de pronto han empezado a sonar los petardos (serán los que quedaron del último mundial que ganó La Roja) a los que los niños que ya empiezan a no serlo, han recurrido para darle un poquito de vidilla a esta fiesta, un esbozo de marcha a esta cosa tan lúgubre en la que nos han introducido a la fuerza. Así que aquí estoy, no sé si en Estados Unidos o en las Fallas de Valencia. 
En fin, señores, Feliz hallo...lo que sea, que ustedes los asusten bien y sobre todo...que se diviertan.

12 comentarios:

Francisco Arsis dijo...

¡Hace un rato vinieron unos chiquillos a casa, a que les diéramos cosas, ajaaja! Eso antes no ocurría, y lo único que recuerdo de mis tiempos de chiquillo era que teníamos que ir de visita al cementerio, por aquello del día de "Todos los Santos", y por supuesto se refería al día 1, así que de la noche de Halloween, nada de nada...

JUAN dijo...

A mí tampoco me gusta esta fiesta. hace un rato han venido unos niños a que les diésemos caramelos o dinero. Ni les he hecho caso y he cerrado la puerta. Poco a poco la invasión cultural anglosajona va desplazando nuestras tradiciones: Papa Noel, Hallowen, Laas hamburguesa, la Coca Cola y la otra coca... Y no; no estoy por la labor. Un beso, Mamen, hace tiempo no entraba, he estado muy liado.

Chari dijo...

Hace unos meses que me he mudado a la zona de mi ciudad a la que ya llaman el barrio Hallowen. Yo pensaba que los niños se disfrazaban y pedían caramelos y bueno hasta ahí vale, pero es que hace una semana me veo a mi vecina y me dice: ¿qué, ya estás preparando Hallowen? ¿preparar Hallowen? y ¿qué tengo que preparar? le dije a la mujer que me miró con cara de estrañada. Chiquilla yo llevo un mes preparando la decoración de la casa para que los niños entren y se lleven los mejores sustos. No me lo podía creer ¿hay sustos mejores y peores? para mi son todos malos, asi que lo he pensado bien y he cogido a los niños y me he ido a Decatlón que es más interesante.

Marcos dijo...

Mira que nos encanta copiar cualquier cosa del extranjero, ya en Navidad los Carrefur franceses nos llenan del señor obeso que va de rojo, pero eso de disfrazarse de cadáver ya es pasarse un rato, ¿Truco o Trato?.
Pues nó. D. Juan Tenorio que mañana es Todos los Santos.

Mamen dijo...

Gracias a todos por comentar.
Lo de la barriada Halloween que dice Chari es completamente verdad. Hay una zona en mi pueblo donde (será porque son casitas bajas muy del tipo "zona residencial americana") la gente se ha especializado en esta fiesta con actuaciones incluídas...en fin...lo peor es que esto no sirve ni para el consumo nacional porque los que se ponen las botas son los chinos...je,je

geli dijo...

A mí tampoco me gusta y he intentado siempre endosar a mi hija a alguien para poder pasar del tema. Pero como vivo en la misma "barriada Halloween que Chari", pues me llevo toda la tarde- noche escuchando los timbrazos en la puerta, y yo ahí sin luces en el salón para que los niños no me den la lata. Y es que no me gusta importar fiestas de otros, sobre todo ésta que nos la metan a la fuerza a través de las series y las películas, que dentro de poco estamos cortando el pavo en Acción de Gracia...
Aquí cualquier cosa se convierte en tradición, sin saber ni qué significado tiene. Ea! todos a decir "Truco o trato" sin saber de ni qué están diciendo. No nos basta con tener fiestas donde se despeñan cabras, se ahorca a un pato, se tira rodando un queso por una colina, se sueltan toros por las calles, se pegan tomatazos, sino que también acogemos las fiestas de los demás.

Ague dijo...

Jajaja, gracias por tu nota en el blog y por ponérmelo en face, hemos coincidido totalmente en el contenido, eso si, tu lo has contado más extenso y mucho más literario, comparto sentimiento contigo. Uff, la verdad es que los medios de comuniacación hacen estragos y la gente suele tragar por todo lo que se les diga, esto es aplicable a todo, así por ejemplo ahora nos hacen creer que no hay nada que hacer con esta España que se va al traste en derechos sociales y la gente pasa por eso ahí conforme, calladita, en fin,...un fuerte abrazo!!!

Mamen dijo...

Gracias a ti por venir a comentar Águeda. Estás invitada a hacerlo cuando quieras.
Un beso.

Manolo dijo...

Estoy de acuerdo con Geli. Dentro de nada estamos celebrando el día de acción de gracia, el patriótico día del 4 de julio y hasta la primera vuelta de las presidenciales.
Desde luego, hay que reconocer que los americanos siempre se han sabido vender bien, sobre todo a través de Hollywood.
Lo malo de ésto es que esas costumbres foráneas están desbancando a nuestras tradiciones cómo, en éste caso: la fiesta de los mercados, los tosantos, el día de los difuntos que, dicho sea de paso, es hoy y no ayer cómo mucha gente cree.
Por mi parte, no celebro nada de esas cosas de fuera y espero que el gordo de rojo no gane jamás la partida a los Reyes Magos.

Mamen dijo...

El poder del dinero se llama esto.De todas formas,creo que es algo hasta natural, siempre se tiende a querer copiar lo que nos parece fantástico. lo que nos deslumbra aunque detrás de esas luces no haya más que una mentira. Nos creemos a pies juntillas que todos los americanos viven en esas casa idílicas rodeadas de jardines, igual que los subsaharianos acaban creyendo que Esapaña es un paraiso de trabajo y libertad, así muchos de ellos se dejan la vida cruzando el estrecho, seguramente influenciados también por lo que oyen y ven por los medios de comunicación que les llega. Así es la vida.

Lola velasco dijo...

Estoy contigo totalmente porque creo somos además de la misma edad más o menos y esto de Halloween ni lo compartimos ni lo entendemos pero nos lo meten a martillazos. No me disgusta sin embargo ver cómo disfrutan los niños disfrazados y llamando de puerta en puerta (yo creo que la mía debe ser más atractiva esa noche)y pronunciar esa frase trabalenguas que a mi se me traba si no la pienso antes Truco o trato y que encima ves por ahí escrita a lo actual Truko o trato y ya me jode más, pero que llevas toda la razón ¡Los padres que no se me disfracen! Aun no he podido olvidar una imagen de cuando mis hijas eran pequeñas y fui a llevarlas al colegio el día de Todos los Santos, todos los niños disfrazados para Halloween, mis hijas también y entre ellos una madre, grande y alta porque medía más que yo, 1,68 m vestida de blancanieves pero con falda súper corta y pololos cortos de pequeños volantes que se veía por lo corta que era la falda. Corría como otra niña y sentí piedad de su hij@ que estuviera por allí.
Siempre es muy agradable venir por aquí.
Besos y feliz noche.

Mamen dijo...

Lola, completamente de acuerdo, los niños son niños, pero cuando entramos en juego los padres, las cosas empiezan a ponerse ridículas.Ja,ja...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1