sábado, 16 de abril de 2011

EL TIEMPO ENTRE COSTURAS

Nueva novela y nueva reunión.
Como recordaréis, habíamos propuesto leer “El tiempo entre costuras”, la primera obra publicada de María Dueñas, una profesora de Filología cuya familia materna vivió en el Protectorado de Marruecos y que ha querido hacer, a mi entender, un homenaje a los recuerdos y a las historias contadas.
En general el libro ha gustado a todas las componentes de mi club, pero creo que lo que ha sido diferente esta vez es el grado del adjetivo calificativo que hemos asignado cada una al libro.
Para R. podríamos decir que el libro tenía un grado positivo, ella lo denominó bueno, sencillo en la lectura y cercano en las emociones, pero como en otras ocasiones, sigue sin perdonarle a la autora que el final sea libre. Nunca le ha gustado a mi amiga que dejen a su imaginación confeccionar la historia de la protagonista una vez que baja el telón.
P., en cambio, se lamentaba con adjetivos comparativos. Creo que el problema que encontró es que hace muy poco que hemos leído “Dime quien soy” de Julia Navarro y durante toda la lectura tuvo la sensación de estar leyendo la misma historia. Y sí que es verdad que hay características similares en ambas novelas. Las dos están ambientadas en la misma época, las dos tratan el tema del espionaje y ambas, como no, retratan mujeres de una pasta muy especial, heroínas que, como tantas otras de ese tiempo, se pusieron la vida por montera y salieron al camino pertrechadas de coraje.
Y luego, el resto entre las que me incluyo sí que fuimos a la reunión con la intención de hablar de forma superlativa de esta obra. Tengo que reconocer que a mí me ha cautivado desde la primera página. Quizás la novedad, el punto de inflexión que me hace calificarla como una novela buenísima (como se nota que he estado ayudando a los niños con esto de los grados del adjetivo, si es que esto de ser madre da “pa” mucho), es sobre todo ese equilibrio fantástico que consigue la autora entre los personajes que son reales, que fueron verdaderos protagonistas de la historia y aquellos otros que son de ficción. Verdaderamente, me ha dejado anonadada la labor de investigación histórica que ha debido llevar a cabo María Dueñas para hacer coincidir en la trama a las personas, los sucesos y la intriga, todo ello aderezado con una historia de ficción apasionante para el lector. Su descripción de los lugares, y esa forma de transmitir olores y sensaciones, sólo puede ser producto de las historias oídas seguramente a algún familiar. De alguna manera esto me ha trasladado a mi propio paisaje, cuando mi abuelo contaba sus vivencias y sus anécdotas de juventud que siempre dejaron en mí la impresión de haberlo vivido, aunque fuera a través de un relato.
En cuanto a la comparación con la novela anterior que leímos, es verdad que tiene un hilo conductor muy parecido, pero me ha gustado mucho que esta vez el escenario se haya trasladado a la España colonial de la que se sabe muy poco. Una de mis amigas hacía hincapié en cómo fue posible que se viviera de esa manera, entre fiestas y lujos, mientras España y después el mundo estaban en guerra.
Sinceramente creo que la novela es digna de un debate serio y desde aquí le doy mi humilde enhorabuena a la autora. Ha habido momentos realmente de cine en los que mi mente imaginaba ya la película, una de esas en las que se mezclan el documental y la ficción, las imágenes rodadas con las otras, rescatadas de algún centro de documentación.
He leído que Antena 3 ya está preparando la serie…miedo me da. En fin, de momento lo que sí puedo es recomendaros el libro y añadir que, como buena profesora que debe ser, María Dueñas tiene un blog donde incluye fotos y comentarios que completan de maravilla la lectura. Os lo dejo por si alguien se anima.
Próxima lectura para mayo con la que mi amiga A. que ganó con su propuesta, nos hace cambiar de tercio: “Maldito karma” de David Safier

7 comentarios:

Mar dijo...

A mí me gustaría saber escribir novelas y escribir la historia de mis abuelos. Yo también lo he leído y me ha gustado mucho

Mamen O. dijo...

Me alegro de que te haya gustado Mar. La verdad es que nuestros abuelos vivieron una época tan increíble que la verdad es que es digna de ser contada.

primu dijo...

bueno todo el mundo tiene historias que contar, lo dificil es la forma de hacerlo, y mas si de ello depende tu plato de habichuelas. Que digo yo que ésto de escribir cada vez está mas negro con ésto de los Ebooks no?, en este aspecto no se meten los de la ESGAE? o es que como a Ramoncin no le afecta no se quieren meter.juas juas juas

Mamen O. dijo...

En cuanto a lo de los ebooks pasa igual que con la música. Si pones un libro en 25 €, y un documento para libro electrónico en 20€, es lógico que la gente recurra a internet para leer. Escribir un libro como este que hemos leído debe ser un trabajo increíble, pero estamos en lo de siempre, lo que no se puede pretender es vivir toda la vida de un libro que publicaste una vez. Y el problema no es tanto por los autores, yo creo que el clavazo te lo da la editorial que al final es la que se llevará los mayores beneficios.

geli dijo...

Ya he terminado el libro y hay un par de cosillas que creo que se le escapan.( Que no siga leyendo el comentario quién no lo haya leído aún, no quiero destripar a nadie la história).
El portugués sabe que ella es espía del bando inglés y que se ha enterado de todos sus tejemenajes y no avisa a los alemanes de que tienen una espía en Madrid (él sabe como se llama, a qué se dedica y hasta donde tiene el negocio, ya que le iba a enviar las telas), y sobre eso no pasa nada, sigue espiando a las alemanas en su casa. Esto se hubiese solucionado si al portugués y a su segundo, se los hubiesen cargados tirándolos del tren , o los ingleses lo hubiesen hecho desaparecer... si no, ella tendría que haberse quitado de enmedio y cambiar de profesión y nombre... si no, no cuadra

También si el exnovio se lleva siguiéndola un montón de tiempo:
¿No se dá cuenta de que entra en la peluquería todos los miércoles con un portarollos y sale sin nada? ¿que agente secreto es ese?. Esto se hubiese solucionado con que en la taquilla cuando ella dejaba el rollo hubiese otro que la peluquera hubiese puesto allí, por ejemplo..
¿No se da cuenta tampoco que para ir al médico (incluso en sábado) va con la carpeta de los dibujos? (Si fuera un mecánico iría al médico con la caja de herramientas?).
Además, entra en su casa y todo y está un mes acosándola y al final ella le enseña las manos para demostrar que es una trabajadora y con eso ya la deja tranquila,,, no tiene mucho peso, no?.
¿Tú que crees?

Mamen dijo...

Creo que es verdad que cuando una novela quiere cubrir tantos frentes, a veces los autores caen en errores que la hacen poco creíbles, pero igual pasa con las películas, supongo que es un daño colateral de la ficción. Me parece que estamos tan vagueteados por el cine que ya es difícil hacernos creer, aunque es verdad eso que dicen de que algunas veces la realidad supera la ficción.

JUAN dijo...

Hola, Mamen: la verdad es que me gusta mucho el análisis que hacéis de las obras en tu tertulia.
Es cierto que la autora ha realizado un ingente trabajo de investigación. De hecho, las fuentes de información que ha utilizado y muestra al final del libro ocupa varias páginas.
Veo que coincido en lo del final con una de tus amigas: no me ha gustado.
En cuanto a lo que indica Geli sobre que el portugués no la denuncie a los alemanes también lo comenté con Carmen.La segunda parte de lo que indica Geli, se entiende porque el espía inglés ignoraba todo sobre ella al igual que ella de él, y no había razón para que éste la siguiera.El policía, su antiguo novio, sí que descubre que era una impostora, pero se lo calla por amor.
Bueno, pues ahora mi mujer está leyendo Dime quién eres, ese libro que decís es similar al Encuentro entre costuras. Ya te diré cuando yo lo lea; pero antes tengo en la lista Mil soles. Es un placer comentar contigo lo que leo,tus reseñas son muy interesantes: dices mucho sin descubrir la trama; como debe ser. Gracias por tus visitas,tomo nota de las recomendaciones de tu página.Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-11714047-1